Una hora después de que Ana Obregón y Anne Igartiburu den la bienvenida a 2021 desde la Puerta del Sol, la cantante y Roberto Herrera harán lo propio desde Santa Cruz de Tenerife.


Este 2020 ha sido un año complicado para Ana Guerra. Sin embargo, parece que en esta recta final, la vida le sonríe a la que fuera concursante de ‘OT 2017’. Así, la triunfita da el salto como presentadora y se encargará de conducir las Campanas en Canarias para Televisión Española junto a Roberto Herrera.

© Redes sociales

Una hora después de que Anne Igartiburu y Ana Obregón le den la bienvenida al 2021 desde la Puerta del Sol, Roberto Herrera y Ana Guerra harán lo propio desde Santa Cruz de Tenerife. Se trata del debut de la interprete de «Lo malo» que recoge el testigo de Ruth Lorenzo, mientras que el mítico presentador suma su transmisión número 17. Una cita de lo más especial y más esperada del año.

«¡Yo voy a rajatabla con todas las uvas en cada segundo! Pero no me da tiempo a tragar y acabo con los cachetes llenos de uvas«, decía la cantante a TVE después de que se conociera la noticia. 2020 ha sido un año lleno de retos para Guerra, quien ha visto su crecimiento personal y profesional en los últimos meses. Para darle la bienvenida al 2021, Ana Guerra lo tiene claro y desea que se acabe la pandemia. «Que se vaya el bicho, que la gente pueda empezar a recuperar sus trabajos, su vida, el arte, la cultura… que vuelva la nueva normalidad que todos deseamos», explica.

Una gran apuesta por parte de Televisión Española que busca brindar de esperanza a los españoles tras un año marcado por la crisis sanitaria. Así, Ana Obregón reaparecerá tras la triste pérdida de su pequeño del alma, Álex Lequio. «Retransmitir las campanadas de fin de año un año más en mi casa , Televisión Española, es un privilegio que no podía rechazar. Gracias por tu idea y por convencerme @susanauribarri ❤️ y a @rtve por hacerla realidad. Me emociona despedir este año tan difícil para España y para mi, de esa forma espero poder agradecer el gran apoyo y cariño que he recibido por todos. Empezar este 2021 con todos los españoles será un verdadero honor. Mi Áless, se que tú me darás las fuerzas que no tengo con tu ejemplo de lucha y tu amor. Este año las campanadas serán por ti ‘MI TODO’. Este año las campanadas resonarán en la eternidad»,  explicaba la actriz después de que se conociera la noticia.

Una alegría profesional tras su ruptura con Miguel Ángel Muñoz

Miguel Ángel Muñoz y Ana Guerra pusieron fin a su relación. Según pudo saber SEMANA en exclusiva, el actor y la cantante terminaron su idilio hace ya algún tiempo. Fue antes del confinamiento cuando las cosas empezaron a enfriarse entre ambos. Finalmente decidieron terminar su noviazgo de casi dos años de manera amistosa.

Se les acabó el amor y es probable que el encierro en casa tuviera mucho que ver. El actor toma la decisión de quedarse en Madrid para cuidar de su Tata, mientras que la de ‘Operación Triunfo 2017’ optó por refugiarse en Canarias. Un distanciamiento que provocó que nada fuera como antes. El contacto fue fluido entre ellos, pero el distanciamiento como consecuencia del estado de alarma -que se prolongó durante 99 días- hizo mella en ellos. Durante el tiempo que duró el confinamiento lo pasó con su ‘tata’, la hermana de su bisabuela y la mujer que lo crió de pequeño, de 95 años. Sin embargo, parece que ambos han terminado la relación y han quedado como amigos puesto que durante los días de encierro en casa, la cantante no dudó en aparecer en los directos de Instagram del actor.

Ha sido un año complicado para la concursante de ‘OT 2017’ en el que ha visto como algunos de sus proyectos profesionales caían debido a la situación de emergencia sanitaria. En una charla con SEMANA, Ana Guerra confesaba que el confinamiento le había pillado en su piso de Madrid puesto que se encontraba en la capital española para grabar uno de sus videoclips. A pesar de que ha sido un verano sin muchas actuaciones puesto que planea lanzar un disco a finales de año, reconocía que pertenecía a la industria más golpeada por la pandemia. En todo este tiempo, Ana Guerra se ha descubierto a sí misma y ha encontrado nuevos hobbies: el punto y ‘diamond piano’.