Marta López estrena el vestido que sienta bien a todos los tipos de cuerpos porque es fruncido en la parte de la cintura y visualmente afina la figura


Marta López está deslumbrante con su último vestido. A sus 48 años, presume de tener unas curvas de infarto y un estilo increíble. Y así lo demuestra sin tapujos en sus redes sociales con su último vestido. Lo verificamos con su última publicación en su cuenta de Instagram donde luce espectacular con un vestido con estampado de flores, mangas ligeramente abullonadas y fruncido en la parte de la cintura,  que «adelgaza» y afina la figura en cuestión de segundos.(Echa un vistazo a nuestra galería).

Marta López hace magia con el vestido que querrás en tu armario

Se trata del vestido ‘Eucalipto’ de ‘Ojú que Chic’ y solo cuesta 29.95 euros. Está disponible en la página web de la marca. Además se puede combinar con todo tipo de calzado. Pero, con la intención de desafiar al frío y presumir de piernas, la tertuliana ha optado por unas sandalias abotinadas en color nude con tacón de aguja.

Pero seamos claras, los milagros no existen. La mejor fórmula para estar saludables pasa por practicar ejercicio y seguir una dieta sana y equilibrada. Pero sí podemos sacar el máximo partido a nuestro cuerpo si sabemos elegir las ropa adecuada. Es evidente que cada cuerpo es un mundo y que cada prenda se adapta mejor a un cuerpo o a otro, en función de la proporción. No obstante con pequeños detalles podemos cambiar por completo nuestra imagen en un abrir y cerrar de armario. 

Los vestido drapeados o fruncidos favorecen a todos los tipos de cuerpo

Aunque no son novedad, -ya fueron tendencia en los años 90-, están arrasando como nunca. Y no nos extraña porque sientan de maravilla. Es más, son prendas diseñadas para estilizar la figura, por eso sientan bien a todos los tipos de cuerpos.

Con los vestidos fruncidos se pueden disimular fácilmente las zonas que más nos preocupan por el exceso de volumen: el pecho, la cintura o la cadera. Si tu objetivo es disimular la tripa, elige uno que tendrá el drapeado en la cintura y acertarás seguro. Por lo tanto, es la opción más acertada para lucir un modelito ajustado pero que no quede excesivamente apretado. Y es que otra de las grandes ventajas de esta prenda es que normalmente están confeccionados con telas flexibles, asegurando la comodidad. ¿Un plus? Los vestidos cortos con drapeados hacen un perfil muy atractivo y favorecedor.

Son muy fáciles de combinar 

Si eliges este tipo de vestido para tu fiesta, solo necesitas un calzado sencillo porque el vestido es el auténtico protagonista del outfit. Puedes completar en look con zapatos de tacón destalonados (para dar un toque de sofisticación al conjunto), botas altas; planas o de tacón, de estilo cowboy, botines de plataforma o incluso zapatillas deportivas. Remata el estilismo con unos pendientes y un bolso a tu gusto y, ¡qué empiece la fiesta!