La vida de Irene Urdangarin ha dado un giro de 180 grados en los últimos meses. Hace relativamente poco se daba a conocer su noviazgo con Juan Urquijo. Una relación que deja claro que la hija de la Infanta Cristina ya no es una niña, pues ha abierto su corazón nada más y nada menos que al cuñado de José Luis Martínez-Almeida. Ahora, hemos podido saber que también se ha presentado al examen práctico del carnet de conducir. Una situación un tanto tensa cuyos detalles aparecen en el nuevo número de SEMANA, disponible tanto en kioscos nacionales como de manera online.

Irene Urdangarin, en una foto de archivo.

Irene Urdangarin con una chaqueta de cuero.

Gtres

Un mes después de cumplir los 19 años, Irene Urdangarin se ha dado cuenta de que le gustaría tener más independencia en su vida adulta. Y qué mejor manera de llevarlo a cabo, que sacándose el carnet de conducir. A comienzos de este verano, se daba a conocer que la hija de la Infanta Cristina se había apuntado a la autoescuela, probablemente con el objetivo de poder ser ella quien maneje el coche de cara a la temporada estival. Unos planes que parecen ir viento en popa, pues la joven ya ha hecho frente al examen práctico, y si todo sale según lo previsto, muy pronto podrá conducir cualquier turismo. 

Irene Urdangarin necesita una tila para calmar los nervios minutos antes de su examen práctico

Tal y como demuestran las imágenes de la revista SEMANA, Irene no podía esconder los nervios que sentía minutos antes de subirse al coche con el examinador pertinente. Como la gran mayoría de jóvenes cuando cumplen los 18 años, la sobrina de Felipe VI ha querido sacarse el carnet, razón por la que se presentó, visiblemente nerviosa, en el Centro de Exámenes de la DGT de Móstoles, en Madrid. Un lugar en el que estuvo durante varios minutos antes de dar comienzo a la prueba, tiempo que aprovechó para hacer una llamada telefónica, quizá para recibir apoyo de algún familiar o de su novio, Juan Urquijo.

La Infanta Cristina, Miguel Urdangarin e Irene Urdangarin

La Infanta Cristina, Miguel Urdangarin e Irene Urdangarin.

Gtres

Ataviada con un look de lo más casual y cómodo para que su conducción fuera óptima, Irene intentaba calmarse antes de subirse al coche, aunque sin mucho éxito. La joven estaba hecha un manojo de nervios antes de empezar el examen, motivo por el que, tal y como ha podido saber SEMANA, le ofrecieron una tila. Una vez pudo respirar hondo y permanecer más tranquila, la prima de la Princesa Leonor se subió al coche para demostrar sus dotes al volante. Algo que ha ido adquiriendo en este año sabático que se ha tomado tras finalizar el bachillerato en Ginebra, y que parece haber dado sus frutos. 

La Princesa Leonor muy sonriente

También te interesará

El lado más clásico de la Princesa Leonor en Girona: look monocolor y guiño a la Reina Letizia

La hija de la Infanta Cristina exprime al máximo su año sabático

Aunque se desconoce si ha aprobado o no la prueba, lo cierto es que Irene puede presumir de haber dado pistoletazo de salida a uno de los veranos más especiales de su vida. Tras haber finalizado sus estudios en bachillerato, Irene prefirió no dar ningún paso en falso y esperar para saber con certeza a qué quiere dedicarse el resto de su vida. Para ello, se decantó por tomarse un año sabático en el que centrarse en sí misma y en llevar a cabo algunos objetivos que se le habían quedado en el tintero, entre ellos, aprobar el carnet de conducir. También marcharse cinco meses como voluntaria en una ONG en Camboya, una experiencia de lo más enriquecedora.

En un primer momento, todo apuntaba a que Irene tenía claro que quería estudiar hostelería en Suiza, y que entre sus planes no estaba el de pasar por la universidad. Sin embargo, quizá en estos últimos meses haya cambiado de opinión gracias a los consejos de sus familiares y de uno de sus apoyos fundamentales: la Reina Sofía. Su abuela se ha convertido en su principal protectora, ya que incluso se ha instalado junto a ella en La Zarzuela mientras ordena algunas cuestiones de su vida.

Irene Urdangarin, en una foto de archivo.

También te interesará

Irene Urdangarin da el paso definitivo con Juan Urquijo: los detalles de la cita familiar a la que acudirán juntos

 

En esta etapa tan tranquila de su vida, Irene puede presumir de contar con la compañía de su novio, Juan Urquijo. El hermano de Teresa Urquijo es ya uno de los pilares fundamentales en la vida de la joven, aunque cuando salió a relucir su romance, no estuvo exento de polémica. Sobre todo, porque entre ellos hay un vínculo familiar que va más allá del noviazgo, y que liga estrechamente a sus abuelos. El Rey Juan Carlos, es primo de Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Borbón-Parma, la abuela de Juan Urquijo. De hecho, la criadora de caballos tiene tratamiento de Alteza Real y es hija del duque de Calabria, hermano de María de las Mercedes, madre del Rey emérito. Un nexo que poco o nada parece importar a los protagonistas, que siguen dando rienda suelta a su noviazgo sin mirar más allá. 

Si quieres conocer todos los detalles del día en el que Irene Urdangarin fue a examinarse del carnet de conducir, cómo lo vivió y algunas anécdotas, no te pierdas el nuevo número de SEMANA. ¡Corre al kiosco más cercano a por él!