Aunque lleva muchos años en el mundo de la interpretación, Vanesa Romero ha alcanzado su mayor éxito con la serie de Telecinco «La que se avecina«, donde  interpreta el papel de Raquel. Pero la guapa actriz no para, y ahora también es embajadora de la nueva firma de cosmética KADŌ.

Vanesa, nunca sales a la calle sin…
No salgo sin el pintalabios. Es mi básico de belleza, una manera perfecta de hidratarlos y, además, enseguida te cambia la cara.

¿A qué parte de tu cuerpo le dedicas más tiempo?
Creo que a la piel. La tengo muy sensible y cualquier cosa me puede alterar, por eso le dedico mucho tiempo.

¿Te gusta comer bien?
Sí, soy macrobiótica desde hace tiempo y cuido mucho mi alimentación. Siempre digo que somos lo que comemos.

Pero alguna vez te darás un capricho…
Claro. Me encanta la tortilla de patata, el sushi… No soy mucho de dulces, porque además soy intolerante a la lactosa.

¿Haces ejercicio?
No tanto como debería. Practico yoga y también voy mucho a caminar con los perros.

¿Te has planteado volver a trabajar de modelo?
Siempre estoy con las fotos y no me importaría volver a subirme a la pasarela otra vez, pero mi verdadera vocación es la de actriz.

Vanesa Romero con vestido de Pinko y sandalias de Mascaró.

¿Seguís grabando «La que se avecina»?
Sí, estamos terminando ya, a mediados de junio creo que acabaremos. Estamos muy contentos.

¿Qué tal te llevas con tus compañeros?
Muy bien. Siempre tienes más roces con la gente que tienes las secuencias pero la verdad es que somos una gran familia.

¿Cómo es para ti el hombre perfecto?
Bueno… mi chico ja ja ja, pero lo que yo busco siempre es que sea buena persona y que vea la vida de una manera bonita, que formemos un buen equipo.

Estás muy enamorada, ¿te gustaría casarte?
Sí, aunque no hay planes de boda. Antes me gustaría ser mamá.

¿Quieres ser madre pronto?
Sí, me gustaría mucho. Voy a cumplir 40 años y es algo que me gustaría.

¿Cómo se presenta el verano?
Todavía no lo sé porque he escrito un corto y si todo va bien, este verano lo voy a dirigir.

No paras, y además eres muy activa en las redes sociales.
Sí, me siento muy querida en las redes sociales y las críticas no me afectan. Yo siempre digo que no puedes gustar a todo el mundo, aunque mido mucho todo lo que publico.