En la revista SEMANA te mostramos en exclusiva fotografías exclusivas de Mila Ximénez tras recibir el alta hospitalaria.


Justo este miércoles se cumple un año de la confesión más dura de Mila Ximénez en televisión. La colaboradora de televisión desveló que padecía un cáncer de pulmón, por lo que comenzaba para ella una durísima lucha ante la que ni ella ni su entorno se rinde. La pasada semana acudió a la Clínica La Luz, donde ella recibe el tratamiento para vencer la enfermedad, y sin esperarlo fue ingresada. Solo unos días más tarde, este viernes, recibió el alta hospitalaria, imágenes exclusivas que ahora ven la luz en SEMANA. En ellas, se puede ver a Mila abandonando en silla de ruedas el centro hospitalario en compañía de su hermano Manolo, imágenes de las que podrás ser testigo si corres a tu kiosco y compras tu revista favorita.

© SEMANA.

Con una gorra, provista de su mascarilla obligatoria y unas grandes gafas que cubrían parte de su rostro, Mila Ximénez dejaba el hospital para descansar en su hogar y lo hacía visiblemente más delgada, ya que el tratamiento que recibe es duro. Para Mila estos meses están siendo especialmente difíciles, pero cuenta a su lado con grandes apoyos. Sus amigos y su familia no le sueltan de la mano, una situación que hace mucho más llevadera su batalla. Todos ellos procuran levantarle el ánimo y es que saben que su actitud es una pieza fundamental en este proceso de recuperación. A pesar de que ha sufrido algunos baches y no siempre se ha mostrado optimista, Jorge Javier Vázquez reveló hace algunos días que notaba a Mila especialmente positiva: «Hoy he hablado con Mila y me ha encantado escucharla como la he escuchado. La he escuchado animada y me ha dado un subidón de alegría increíble, así que a seguir luchando».

Aunque Mila está deseando reincorporarse a ‘Sálvame’ y volver a su puesto de colaboradora, todavía tendrá que esperar. Es importante que ella se encuentre bien y los médicos le den luz verde para volver a su rutina, pues hay que ir paso a paso. Tras algunos días en observación, Mila ha vuelto a casa para descansar y recuperar fuerzas, tal y como puedes ver en las fotografías exclusivas que te mostramos en el interior de nuestra revista. Un miembro del hospital la acompañó a la salida del hospital, donde también estaba su hermano, quien no se separa de ella. Cabe recordar que su hija Alba vive en Amsterdam, por lo que madre e hija están distanciadas por más de 1700 kilómetros. Eso no quita que Alba esté pendiente continuamente de Mila y que viaje de forma habitual para apoyar a su madre en el que es el momento más duro de su vida.

Mila Ximénez
Gtres

Mila prometió a su familia que pelearía sin cesar y que no bajaría los brazos. Consciente del duro camino que le esperaba, el 16 de junio del pasado año dejó claro ante los espectadores que saldría victoriosa de una batalla que apuntaba como complicada. «De esta salgo, no va a poder conmigo este bicho ni de coña. A mí un tumor no me va a parar la vida. Esto es un reto que me ha puesto la vida y también un obstáculo, pero lo voy a ganar. ¿Quién ha dicho que la vida era fácil?». Además de este reportaje de Mila, en SEMANA publicamos otro reportaje exclusivo de Rocío Flores, donde se aprecia que está mucho delgada que hace unos meses y una entrevista a Susanna Griso sobre su hermano Damián, quien falleció de sida.