Enrique Ponce está disfrutando de su verano más increíble al lado de su novia, Ana Soria, mientras que es ajeno del divorcio tan complicado que le espera. Te contamos todo los detalles de la situación en SEMANA.


Enrique Ponce ya es el personaje del verano, después de que SEMANA adelantara en exclusiva la ruptura con Paloma Cuevas después de 24 años juntos. Aunque había llevado hasta ahora su relación con Ana Soria en la más estricta intimidad, la pareja se está dejando ver más enamorada que nunca en sus diferentes destinos vacaciones, derrochando amor y muestras de cariño.

Pues bien, cuando parecía que el divorcio entre Enrique y Paloma iba a ser amistoso, todo hace indicar que no será así. En SEMANA, te contamos todos los detalles de la situación en la que se encuentran, así como el malestar que siente ella. Desde su entorno aseguran que el divorcio va a ser complicado.

enrique ponce paloma cuevas

Todo hace indicar que todos los acontecimientos que están ocurriendo este verano ha provocado que lo que parecía desarrollarse como un divorcio amistoso finalmente no sea así. Según desvela SEMANA, la hija de Victoriano Valencia no entiende el comportamiento del diestro y está muy disgustada con lo que está ocurriendo con su manera de hacer las cosas, sobre todo en relación a su relación con Ana Soria.

En SEMANA, te damos todos los detalles del punto en el que se encuentra la relación entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Mientras Enrique Ponce ha decidido gritar a los cuatro vientos su amor por Ana, Paloma sigue pasando este complicado momento en silencio, al lado de sus hijas, su mayor apoyo.

¡Corre a por tu ejemplar de SEMANA y ponte al día de todo!

Paloma Cuevas se ha decantado por mantenerse al margen

Por su parte, Paloma Cuevas ha decidido mantenerse al margen y llevar este momento en la más estricta intimidad. Poco se ha hablado de la que ha sido la mujer del diestro. En sus últimas declaraciones, realizadas a la revista SEMANA, la cordobesa confesaba que tras su separación su única prioridad es su familia. “Tan solo me preocupan mis hijas”, decía.

Ahora ha decidido romper su silencio a través de una publicación en Instagram. Desde que la empresaria hablara en SEMANA, no había vuelto a pronunciarse sobre su dolorosa ruptura. Siempre discreta, y acostumbrada a estar en un segundo plano, Paloma se ha instalado en la prudencia como la postura adecuada para abordar el fin de su matrimonio. Lleva semanas en silencio, pero este pasado lunes lo ha roto para lanzar un mensaje en su cuenta de Instagram.

«Cuando eres madre descubres nuevamente la vida a través de los ojos de tus hijos… Tu corazón se sincroniza con el de ellos y el horizonte se expande para dar cabida a tanto amor. Gracias @jacintoalconarte por este maravilloso retrato. ¡Me encanta!💞 #arte #amigos #Art #Arttist #palomacuevas», escribía en su perfil. Un escrito con el que quiere agradecer la obra de arte realizada por un amigo y que, además, deja ver cómo se encuentra.

El mensaje de Paloma Cuevas se produce días después de que SEMANA publicara en su última edición unas tórridas imágenes de Enrique Ponce y Ana Soria dando suelta a su pasión en un yate de recreo. Las fotos demuestran que la pareja está cada día más unida. No en vano, durante sus últimas jornadas en altamar han estado acompañados por amigos en común, así como por familiares de la joven, de 22 años, que estudia Derecho en Granada.

No hay lugar a dudas: la relación entre Enrique Ponce y Ana Soria va como la seda. El idilio entre el torero y su novia no puede ir mejor. Viento en popa a toda vela… Hace apenas unos días la pareja se dejaba ver derrochando besos y carantoñas en la cubierta de un yate, tal y como publica SEMANA en su última edición en papel. Ahora han paseado su amor en la noche de Almería. Allí han disfrutado de una divertida noche en compañía de los amigos de la estudiante, con el que Ponce parece estar muy integrado ya.

Las imágenes hablan por sí solas. Enrique Ponce ha rejuvenecido al lado de su novia, 26 años más joven. En su última fotografía con su chica está hecho un chaval. Se le ve sonriente, risueño. Radiante incluso. La viva imagen de la felicidad. Con ella no solo comparte pasión y mucho amor. También tienen en común la manera en la que disfrutan de la pandilla de la almeriense.

Ponce ya está más que integrado en la pandilla de su novia

La pareja, que sigue sacando todo el jugo posible a sus románticas vacaciones en Almería, se ha dejado inmortalizar por uno de los amigos de Ana. En concreto, por Pilar López-Cuadra Pérez, quien ha publicado en su cuenta de Instagram una instantánea de la divertida quedada nocturna. En la foto aparece también Alejandro Flujas. Es uno de los mejores amigos de Soria y, curiosamente, era el único allegado que aparecía en el perfil de Instagram de Ana cuando decidió hacerlo público. Sin embargo, horas después de abrir su perfil, la novia de Ponce decidía eliminar la foto con su mejor amigo. «Con mi gente», escribía la amiga de Ana Soria a través de ‘Stories’. Dos palabras bastan para que quede bien claro que Enrique Ponce ha pasado de ser el novio de Ana a un colega más de la pandilla.