«¡Galicia terra de meigas y disfrute!», ha presumido el hijo de Kiko Matamoros tras inmortalizar uno de los momentos junto a su chica.


Diego Matamoros y Carla Barber están más felices y enamorados que nunca. Después de pasar dos semanas preocupados por el estado de salud de Kiko Matamoros, que por fin ha recibido el alta hospitalaria, los dos tortolitos ha aprovechado el fin de semana para hacer una escapa romántica al norte. El hijo del colaborador de ‘Sálvame’ y la cirujana se han desplazado Combarro para desconectar del bullicio de la capital y pasear su amor por el pueblo gallego. 

La pareja de moda de este verano, con permiso de Enrique Ponce y Ana Soria, están disfrutando de la magia gallega y de las calles del bello pueblo hasta al que se han desplazado para disfrutar de magníficos días junto a los suyos. Como ya viene siendo costumbre, Diego Matamoros y Carla Barber han hecho uso de sus redes sociales para hacer partícipes a sus seguidores de su escapada. «Galicia terra de meigas y disfrute!«, presumía el hijo de Kiko Matamoros mientras que compartía una imagen en la que aparecía de lo más feliz en una de las calle empedradas de la localidad gallega. Eso sí, con la mascarilla obligatoria debidamente puesta para seguir concienciando de la importancia de seguir con las medidas impuestas por las autoridades sanitarias.

En Combarro han tenido tiempo para todo. La pareja ha disfrutado de la gastronomía de la tierra, ha aprovechado al máximo el tiempo para divertirse con las bellas vistas del pueblo, se han tomado helados para refrescarse y, como era de esperar, han presumido de su amor por todos y cada uno de los rincones. A pesar de que la lluvia ha hecho estragos durante varias horas, lo cierto es que esta no ha impedido que griten su amor a los cuatro vientos.

De viaje en viaje para disfrutar de su amor

Desde que España llegara a la esperada «nueva normalidad» y se permitiera la libre circulación por el país, Diego y Carla han aprovechado al máximo el tiempo para viajar. Su primer viaje como pareja oficial llegó tan solo unos días después de que se hiciera pública su relación. En concreto, el hijo del colaborador de ‘Sálvame’ y la cirujana se desplazaban hasta Ibiza y se instalaban en una impresionante villa de 630 metros cuadradosque lleva el nombre de ‘Villa Valeria’ y que estaba ubicada en Cap Martinet. Cabe destacar que dormir en este rincón cuesta 3.374 euros la noche.

Tras esta escapada romántica, la pareja está este fin de semana en Galicia y tiene las miras puestas en su próximo viaje. Si las circunstancias lo permiten, en los próximos meses, los dos enamorados pondrán rumbo a Bali y Lombok, los mismo lugares que fueron testigos de la luna de miel de Diego y Estela Grande. Sea como sea, seguro que en sus próximos destinos nos dejan imágenes como las de su escapada a tierras gallegas.