¡Hola a todos! Estoy súper contenta de dar esta noticia. Esta mañana estaba esperando expectante, como cada martes, las audiencias de la noche del lunes para saber quién «venció» en el prime time. Y… por primera vez, ‘Operación Triunfo’ triunfa (como su nombre dice) a ‘La que se avecina’. El programa musical conducido por Roberto Leal, como una hormiguita, está subiendo datos de audiencia cada semana.

Y a la octava va la vencida. Esta semana se convirtió en el líder con una gala que prometía ser de las más dramáticas si Raoul se convertía en la quinta víctima de Cepeda. Y así fue. Antes de meterme de pleno en el tema de la gala, informar de que ‘Operación Triunfo’ anotó un 18,8 % de cuota de share, mientras que la serie de ‘La que sea vecina’, un 18,6%. Ahí, ahí.

Roberto Leal junto a Raoul, el último expulsado de la Academia.

Pero ¡madre del amor hermoso! Yo no me creo que esto de Cepeda esté pasando. Es la Verónica de esta edición. Y pienso lo mismo que Joe Pérez-Orive, a pesar de no ser santo de mi devoción. «No sé si te estamos convirtiendo en víctima o héroe del programa», le espetó al final del programa para comunicarle que se volviera a sentar en el silloncito, que volvía a estar nominado.

Y al igual, anoche todos eramos Mónica Naranjo. Jamás pensé que iba a escribir esto. Ella piensa que el reparto de temas no es equitativo y que hay muchas desigualdades. Apreciación que yo también comparto con ella. Aunque creo que ponerse en la piel del profesorado de la Academia tampoco tiene que ser plato de buen gusto. Ni fácil. Pero lo que más rabia me da es que como Cepeda siempre está nominado, interpreta las canciones que sabe que le van como anillo al dedo. Pues no. Me niego. Que le pongan una «chunga» a ver qué pasa…

Mónica Naranjo se enfadó tras saber que el expulsado era Raoul… y no quería ni hablar. Indignada al máximo.

El eterno nominado que nunca sale expulsado. Este es Cepeda. Todo el mundo lo crítica en redes sociales. Pero ahí sigue. Y yo sigo sin saber por qué. Y tengo que decir que yo siempre nomino al contrario. Porque a pesar de que al principio el estilo de Cepeda me gustaba, ya me está empezando a cansar. Bueno ya me cansé hace semanas. Y contando que la semana que viene es la gala de Navidad… tenemos Cepeda para rato. 

Cepeda es el eterno nominado…

Que de hecho está nominado con Roi para la próxima expulsión. ¿También eliminará al ‘sapoconcho’? Realmente quien no vea el programa, no se enterará ni medias de este post. Pero yo, desde aquí, os aconsejo que veáis el programa musical. Me alegro mucho que, por fin, parece que la televisión está cambiando un poco. Y esos programas que sientan a toda la familia frente al sofá, deben seguir cosechando éxitos.