laura de chiclana
Mediaset

¿Quién es Laura de Chiclana? La periodista enviada a Ucrania que se ha convertido en la cronista oficial de la Guerra

Su trabajo en el frente está provocando que esté en el punto de mira después de haberse visto envuelta en algunos de los momentos más tensos en el territorio ucraniano.

La guerra entre Ucrania y Rusia ha copado por completo la agenda mediática. A la hora de narrar lo que está ocurriendo allí, Laura de Chiclana se ha convertido en la reportera por excelencia que está cubriendo toda la información para Telecinco y Cuatro. Tras coger el testigo de Sol Macaluso, la periodista está informando de todos los bombardeos, ataques, alarmas... Un trabajo de primer nivel que está haciendo que esté en el punto de mira después de haberse visto envuelta en algunos de los momentos más tensos dentro del territorio ucraniano.

Laura de Chiclana está siendo testigo de los gritos desesperados de los ucranianos mientras que informa de la crudeza de la guerra entre Ucrania y Rusia. Hace unos días, la periodista estaba en Jersón, una ciudad que está siendo fuertemente bombardeada por los rusos en los últimos días. La conexión se cortaba debido a los bombardeos y provocaban el pánico en 'En boca de todos', el programa en el que intervenía en directo. "Ha sido el ataque más brutal en esta ciudad desde que los rusos la abandonaron. Hemos estado con una mujer que hoy ha perdido a su madre por culpa de las bombas y que ayer también tuvo que ver cómo su padre fallecía", expresaba tras volver a conectar con el espacio presentado por Diego Losada.

Sus crónicas se han convertido ya en un fiel reflejo de todo lo que está ocurriendo con el conflicto y lo cierto es que su vida ha estado en peligro en varias ocasiones. Consiguió salir de Jersón cuando formaba parte de un convoy, aunque estuvo a punto de no hacerlo puesto que a su salida de la ciudad ucraniana tuvo lugar otro bombardeo y cuatro coches detrás de ella murió una mujer.

Lleva ocho meses convertida en la cronista oficial de la guerra en Mediaset. Un trabajo vocacional para lo que lleva formándose mucho tiempo. No es el primer conflicto bélico que ha cubierto. Antes de viajar a Ucrania, estuvo en primera línea en Venezuela, Colombia, donde vivió con el Ejército de Liberación Nacional, y la isla de Lesbos (Grecia) durante la crisis humanitaria de 2019. Sin embargo, sus crónicas desde Ucrania están siendo un antes y un después para ella. No solo a nivel profesional, también personal. A lo largo de estos meses, ha reconocido que la situación es muy difícil y ha tenido que hacer frente a varios ataques de ansiedad. A esto se le une las largas colas que tiene que hacer para poder comprar garrafas de agua. Además, también tiene que lidiar con el conflicto moral de querer ayudar a todas las personas, aunque sabe que está allí para informar. Unos meses complicados, pero que están sirviendo para demostrar su valía profesional.

Su diario de la Guerra

Por otro lado, Laura de Chiclana ha encontrado en sus redes sociales la mejor manera para anotar todas sus vivencias. Por ello, su cuenta de Instagram se ha convertido en su particular diario de Guerra y en donde comparte todo lo que ha ocurrido a su alrededor. Sus hazañas informativas le han servido también para que 'The New York Times' contase su historia a sus lectores. En estas crónicas escritas, la periodista destaca la valentía de los civiles que deciden quedarse en sus ciudades, a pesar de que lo acaban de perder todo. Cuando cumplió 100 días en Ucrania, el pasado mes de junio, Laura de Chiclana confesó que aún no sabía cómo era capaz de seguir al pie de la noticia, sin desmoronarse. "Elegí este camino porque mi corazón no puede ser feliz viendo tanta injusticia, es la manera en la que tengo de dar voz a aquellos que no la tienen, es mi forma de vivir", expresó entonces.

Ahora, sus redes sociales son fiel reflejo de lo que está ocurriendo, pero tiempo atrás la periodista mostraba su lado más personal. Natural de Sevilla, Laura de Chiclana es una enamorada de la costa andaluza. Son muchas las instantáneas que compartió disfrutando de los veranos en la playa. Además se considera amante del fútbol, los viajes y la fotografía.

X