Raphael ha ofrecido dos conciertos en Madrid. El del sábado fue seguido de una gran polémica, al recibir críticas por las aglomeración de casi 5.000 personas en un espacio cerrado a escasos días de las cenas de Navidad


Raphael no ha regresado a los escenarios con buen pie, aunque por otro lado podría decirse que ha triunfado en Madrid. El cantante ha congregado en la noche del domingo a cerca de 5.000 personas en su concierto celebrado en el Wizink Center, como ya hiciese este mismo sábado con igual resultado. Un doblete con polémica. Un éxito en lo que a ventas de entradas se refiere en tiempos de coronavirus, pero todo un fracaso en cuanto a las duras críticas recibidas por haberse permitido que tantas personas se junten en un mismo espacio a escasos días de las reuniones familiares de Navidad. Aunque desde la organización del espectáculo se asegura que el concierto se ha desarrollado “sin incidencias y respetando todas las medidas de seguridad”, las voces que apuntaban a que esto no fue así son abundantes, lo que derivó a una gran polémica que ha corrido como la pólvora en las redes sociales.

Vídeo: Europa Press

“Ha habido total normalidad y se han respetado todas las medidas de seguridad. El aforo ha estado en torno al 30 por ciento y sin ninguna incidencia”, mantienen desde la organización del concierto de Raphael a la agencia EFE. De hecho, desde el espacio donde tuvo lugar el concierto se asegura que tan solo se cubrió un 25% del aforo del estadio, cuando ahora se permite un aforo de hasta el 40%. No obstante, seguía la controversia generada por el concierto del sábado, el cual había sido señalado en las redes sociales por la injustificada afluencia multitudinaria de fans del cantante que se tradujo en aglomeraciones en espacios cerrados.

Algo muy sensible cuando en tan solo unos días contaremos con miedo el número de familiares que se sienten a nuestra mesa en Navidad para que no sumen más de seis. Mientras se celebra el concierto más multitudinario desde que comenzó la pandemia en España, se limita el contacto entre personas en la intimidad del hogar en fechas tan señaladas como estas. Algo que ha generado un gran revuelo, aunque muchos son los que piensan que detrás de este debate no está tanto la preocupación por la salud del prójimo, sino más un interés político por defender una idea u otra, o una oportunidad de señalar las debilidades de las medidas contra el coronavirus de una región frente a la del vecino.

Foto: Wizink Center de Madrid

De hecho, la gran mayoría de los asistentes a los dos conciertos que este fin de semana Raphael ha ofrecido en Madrid, han asegurado que en el interior del recinto se han cumplido las medidas de seguridad y que esto les ha podido permitir disfrutar de su ídolo en directo. Eso sí, las imágenes que han circulado por las redes sociales de las gradas del Wizink Center de Madrid abarrotadas y con la pista igual de plagada de fans del artista han sido suficientes para generar polémica y que llueven las críticas a la organización del espectáculo, a los políticos que han permitido que se haya podido celebrar un evento social como este en plena pandemia y también a los asistentes al concierto que ha decidido acudir y exponerse en vez de quedarse en casa como se recomienda.

Así ha defendido Manuel Martos a su padre, Raphael, después de que la polémica estallase e hiciese que todas las miradas estuvieran puestas en el concierto. Vea el vídeo:

Vídeo: Europa Press