La presentadora de ‘El programa de Ana Rosa’ ha tenido por primera vez un percance en pleno directo en su programa, lo que le ha obligado a coger un micrófono para despedirlo un día más.


Ana Rosa Quintana es una de las presentadoras de televisión que más titulares suscita. Lleva ya más de 16 años siendo una de las reinas de la mañana con ‘El programa de Ana Rosa’, que es todo un éxito de audiencias. Pero los temas que trata tanto en la mesa de debate política como en la sección de la crónica social no es lo único que podemos encontrar en otros medios de comunicación. Las opiniones que ella misma tiene de ciertos temas de actualidad o incluso algunas de los momentos fuera de escaleta que protagoniza también provocan reacciones.

Es lo que ha ocurrido este lunes cuando Ana Rosa Quintana ha llamado mucho la atención, ya que es la primera vez que le pasa después de mucho tiempo en antena. A pesar de la experiencia que tiene, la presentadora ha tenido que salir con un micrófono de mano después de haberse roto el que lleva de corbata cada día.

«No podía más, ha muerto. No voy a cantar, es que me he cargado el micro de corbata. Llevo muchos años con tantos directos y claro, no me aguanto. No podía más, ha muerto», declaraba Ana Rosa Quintana antes de que despidiera a sus colaboradores y a toda la audiencia. Lo bueno ha sido que este percance le ha ocurrido a pocos minutos de que acabara la emisión de su programa.

Ha tenido un percance del que ha sabido salir airosa

© Telecinco.

Los años de experiencia le ha permitido adquirir una forma de salir del paso de una manera increíble. De hecho, ha sabido sobrellevar este percance de una manera natural. A falta de micrófono de corbata, Ana Rosa Quintana ha cogido las riendas y en pleno directo cogía un micrófono de mano y despedía su programa hasta el siguiente día.

No es la primera vez que Ana Rosa se sale de la escaleta impuesta por el equipo de su programa. Hace apenas unos días hacía una excepción y contaba algo muy personal cuando desvelaba que durante un tiempo necesitó tener seguridad. «Hace ya un tiempo, bastante tiempo, yo tuve que tener a una persona de seguridad durmiendo en el sofá de mi casa, en el salón...», comenzaba diciendo Ana Rosa Quintana para sorpresa del resto de sus compañeros, que no conocían la extrema situación por la que había vivido la presentadora. «Yo no se lo he dicho a nadie, de verdad, hace mucho tiempo no ahora», confesaba.