Paz Padilla ha acudido a ‘El Show de Bertín’, donde se ha confesado sobre detalles desconocidos del momento más duro que vivió junto a su marido, Antonio.


Paz Padilla ha escrito «El humor de mi vida», un libro en el que muestra cómo ha afrontado la muerte de su marido, Antonio Vidal, a los 53 años. Jamás imaginaron que se tendrían que despedir tan pronto, sin embargo, un cáncer fulminante les separó. Durante ese último año la cómica disfrutó al máximo de cada minuto junto a él y, además, trató de gestionar su partida de la mejor manera posible. La gaditana mantiene que sigue amando a Antonio, no obstante, da un consejo: «no hay que tener miedo a nada. Cuando hay humor pierdes el miedo (…) Si tienes amor no le tienes miedo a morir», ha comenzado diciendo en ‘El Show de Bertín’«Es la mejor lección de vida y de muerte que me han dado», ha continuado, mientras comenta que hay que entender la muerte «con naturalidad». Para ella la vida es un camino en el que hay gente se va antes y otros después, filosofía que, según ella, está amparando a muchos en la pérdida de un ser querido.

Paz considera que su pareja le eligió a él para poder morir, siendo ahora el humor lo que verdaderamente le ayuda a salir adelante. Así lo repite cada día y es que Paz insiste en que ella ha utilizado la risa para no hundirse en durísimos momentos de su vida como, por ejemplo, sucedió en el velatorio de Antonio, donde no dejó de bromear con sus amigos y familiares. Y, aunque esta lección sirva a muchos para seguir adelante, lo cierto es que durante la enfermedad de Antonio Paz Padilla tuvo que hacer frente a instantes muy complicados. Cabe recordar que el pasado año, la presentadora tuvo que decir adiós a su madre, al amor de su vida y a su suegra en cuestión de meses, tres grandes pérdidas que a muchos hubieran dejado fuera de juego. «Se muere mi madre y a los 4 meses se muere mi Antonio. Cuando estoy yo en el entierro de mi madre a mi Antonio le da un ataque epiléptico, le da un ataque y a partir de ahí comenzó ese proceso», ha dicho Paz en el programa de ‘Canal Sur’.

Paz Padilla
Canal Sur

No ha sido lo único que ha relatado y es que Paz también se ha remontado a los inicios de su relación. «Antonio cayó en mis brazos porque yo hice trampas. Le embauqué y le engañé. Empezamos en los Boy Scouts cuando yo tenía 14 años, yo lo vi tan largo y tan guapo y dije ‘ese pa mí’. Él pensó ¿Y esa colgá quién es?’. Me enteré con los años», dice. Con el tiempo se enamoraron y, aunque luego sus historias de amor les llevaron por caminos diferentes, volvieron a unirse tiempo después. En el año 2016 contrajeron matrimonio en la playa, una boda muy especial en la que una vez más se habló de su historia de amor de película. Cuatro años más tarde él falleció, pero hay algo que permanece a su lado pase el tiempo que pase. «Han pasado 10 meses, pero sigo recordando su olor, su piel, sus besos», ha explicado.

El trabajo también le ayuda a desconectar. Tanto en ‘Sálvame’ como en ‘Got Talent’ y otros proyectos, Paz Padilla intenta refugiarse para no pensar en lo que dejó atrás. Precisamente en ellos, hay personas anónimas que aseguran tener mensajes para Paz desde el más allá. «En ‘Got Talent’ hay mucha gente que me dice que ha soñado con él. Yo les digo que es el hombre de mis sueños, no el de ustedes…La gente quiere ayudar. Me llega una en ‘Got Talent’, una que lanzaba flechas y me dice la azafata que esta mujer quería hablar conmigo, que tenía un mensaje para darme. Me dice esta es la flecha la número 2, que ella había lanzado la 1,3,4 y 5 y que mi Antonio había pedido que me diera la 2. Y le pregunto ¿para qué? Y me dice que lo tenía que averiguar yo», ha desvelado entre carcajadas. «Ahora mi Antonio es el Robin Hood’, ha continuado.