Paloma Cuevas ha compartido con sus seguidores un sueño que acaba de cumplir junto a sus dos hijas, lo cual le ha hecho inmensamente feliz.


Después de que Enrique Ponce y Ana Soria se hayan visto envueltos en un tsunami mediático, todas las miradas se pusieron en Paloma Cuevas. Este fin de semana salió a la luz la detención de la joven de 22 años tras ser pillada supuestamente al conducir sin carnet, un hecho que ha dejado boquiabierto a todo el mundo. Aunque la ex del diestro no se ha pronunciado ni ha dado su opinión acerca de los sucedido, lo cierto es que la cordobesa se ha convertido en el centro de atención. Ella continúa ajena a los rumores y mira hacia el futuro, prueba de ello, el sueño que acaba de cumplir junto a sus hijas, tal y como ha posteado ella misma en su Instagram. «De niña soñaba con montar a caballo con mis hijos en una playa desierta, en absoluta libertad… ¡Gracias a la vida por estos momentos de felicidad! No dejemos nunca de soñar…», ha escrito Paloma Cuevas.

Publicación que, por cierto, ha acompañado de un vídeo muy especial en el que se ve a las tres disfrutando como nunca. Con los brazos abiertos y galopando en un paisaje de ensueño, Paloma Cuevas puede presumir de haber cumplido algo que siempre ansió cuando era una niña. Esta imagen, sin duda, ha cautivado a sus seguidores, quienes además de expresarle su admiración, le han hecho llegar todo lo que les trasmiten estos segundos. Entre ellas, Paca Ribes, la mujer del cantante Francisco y Paula Echevarría, dos rostros conocidos que le han posteado varios emojis de corazón.

Instagram

No es sorprendente que Paloma Cuevas postee este tipo de recuerdos, pues en sus redes sociales últimamente ha publicado muchas imágenes del pasado o bien dedicadas a sus padres, a amigos o incluso a ella misma. Cabe recordar que hace tan solo unos días compartió con sus followers una fotografía del día de su boda en la que no había ni rastro del que fue su marido durante más de dos décadas. La guapísima empresaria rememoró su enlace justo en el momento en el que estaba en el altar para que se viera el gran parecido que tiene con su madre, Paloma Díaz. A pesar de que su relación sentimental se hizo añicos el pasado año, para ella este día no es un tema tabú ni tampoco reniega de él. A diferencia de Ponce que borró muchas de estas instantáneas cuando se hizo pública su relación con Ana Soria, un amor que el torero grita a los cuatro vientos en multitud de ocasiones.

Dos situaciones completamente diferentes y que tienen un único punto en común: el divorcio que aún no se ha producido. Ponce y Paloma Cuevas todavía no han firmado este acuerdo, aunque pusieran fin a su matrimonio el pasado verano, una exclusiva de la revista SEMANA que hizo tambalear los cimientos de la crónica social.