Nuria Roca ha perdido la batalla con Hacienda. Este viernes se ha conocido que la presentadora ha sido finalmente condenada por haber ocultado sus verdades ingresos a la Agencia Tributaria desde 2005 a 2010. Según recoge ‘Cinco Días’, que ha podido acceder a la sentencia de la Audiencia Nacional, Roca tendrá que pagar dos sanciones, de 86.749,16 y 126.880,77 euros, por no haber pagado el IRPF de 2005 y 2006, respectivamente. Por si fuera poco, también tendrá que hacer frente a un pago de 309.475,66 euros tras haber perdido el recurso contra la liquidación del IRPF de los ejercicios de 2005 y 2006.

El Fisco descubrió que a través de la sociedad Tospelat, de la que es administradora única y que creó para facturar sus gastos, que Nuria tenía un sueldo muy inferior a los ingresos que declaraba. En 2011, Hacienda emitió un fallo judicial en el que se recogía que mientras que la colaboradora de ‘El Hormiguero’ había pagado solo 225.000 euros, había facturado 668.461 y 789.096 euros en dichos ejercicios analizados.

Ante estas pruebas, los inspectores decidieron denunciar a Nuria Roca por este gran “desequilibrio” entre lo ingresado por la sociedad y lo cobrado por ella.

Si bien Nuria intentó defender su inocencia, al final la Audiencia Nacional ha terminado por darle la razón a la Agencia Tributaria al considerar que, gracias a Tespelat, pudo “eludir los tipos impositivos progresivos y más elevados del IRPF” y deducirse “gastos en sede de la sociedad no relacionados directamente con la actividad económica”.