El joven se ha grabado la palabra Rocío en la zona del oblicuo: "Un detalle de amor para toda la vida".


Posiblemente este 2021 haya sido uno de los años más difíciles en la vida de Rocío Flores. En el que ha sufrido una sobreexposición mediática como consecuencia del documental protagonizado por su madre, Rocío Carrasco. Un tiempo en el que la hija de Antonio David Flores se ha refugiado en su chico, Manuel Bedmar. Ambos mantienen una sólida relación que se ha afianzado, aún más si cabe, tras una época convulsa. La pareja ha vuelto a presumir de gran sintonía. Esta vez, pasando por su tatuador de confianza para grabar a fuego distintos mensajes en su piel. 

Instagram

Rocío Flores se ha grabado la palabra «Vive». «Es uno de los tatuajes con más significado para mí. Todo pasa por algo», señalaba vía redes. Sin duda, toda una declaración de intenciones cuando su vida ha estado en el ojo del huracán. Acompaña este mensaje de una mariposa con la que parece querer volar a través de sus alas. Un nuevo tattoo realizado muy cerca del número 13 -que ya lo tenía y que se lo realizó el pasado mes de abril-. Se trata de su número de la suerte y también su fecha de nacimiento, su cumpleaños es el 13 de octubre de 1996.

Su muñeca la rodea una frase incompleta. El mensaje íntegro se puede leer si miramos con detenimiento el cuello de su chico. La cita completa está escrita en italiano y su traducción es la siguiente: «Que todo fluya y nada influya». Sin duda, unos mensajes que vuelven a contar con un valioso significado.

Instagram

Por su parte, Manuel Bedmar con este último tatuaje rinde amor incondicional a su novia. El joven se ha grabado la palabra Rocío en la zona del oblicuo. «Un detalle de amor para toda la vida», señalaba el tatuador responsable de esta firma en su piel. Y es que el joven es fan absoluto de los tatuajes. Tiene la espalda completamente marcada en tinta con un espectacular Cristo Redentor.

En el ojo del huracán

Desde el mismo día que nació, Rocío Flores se convirtió en noticia por ser la nieta de Rocío Jurado. Su vida ha estado marcado por la exposición mediática, también por la dura contienda legal que han mantenido sus progenitores a lo largo de décadas. La joven lleva nueve años sin hablarse con su progenitora. Hace tan solo unos días el ex Guardia Civil rompía su silencio a través de una sonada entrevista en YouTube donde aseguró haber vivido «meses de linchamiento» a consecuencia de la docu-serie de Rocío Carrasco. «Detrás del negocio de ellos hay una familia a la que se le ha hecho mucho daño, hay una persona, en este caso yo, que se le ha defenestrado, se le ha despedido públicamente, se le ha destrozado la vida. Su hija reaccionaba con las siguientes palabras: «Quería decirte que te quiero con todo mi corazón y gracias por ser mi padre».