La colaboradora ha pedido disculpas a la sevillana tras haberla criticado con dureza: «Es de justicia pedirte mis más sinceras disculpas. Me he equivocado. He estado muy poco acertada contigo».


La polémica desatada entre Belén Esteban y Anabel Pantoja por el negocio de las joyas ha llegado a su fin. Este jueves, la colaboradora ha anunciado su decisión de abandonar la marca de joyas con la que trabajaba tras el malentendido con su compañera. Un lío de dimes y diretes con la empresa para la que ambas colaboradoras trabajaban que ha terminado con la relación laboral de la ‘Princesa del pueblo’ en este negocio.

«He dejado la marca. No voy a seguir trabajando porque quiero yo quiero trabajar con gente seria, no con gente que mete mierda», ha explicado la madrileña en ‘Sálvame’. «Ya he dicho a la persona que no se le ocurra etiquetar mi nombre. Yo no tengo contrato. Y quiero decir que tampoco quiero que las joyas que a mí se me están haciendo se las den a Anabel. Porque si veo que las joyas que iban a llevar mi nombre…». A Belén las informaciones que ha recibido por parte de la marca sobre las supuestas quejas de Anabel casi le cuestan su enemistad con ésta. Y es algo que no está dispuesta a permitir. «Ya no voy a trabajar mi marca porque quiero trabajar con gente seria. A mí me han metido en un lío muy gordo», ha destacado, muy cabreada. «Me lo he creído y lo peor es que he desconfiado de mi amiga. ¿He podido ganar dinero? Sí. Quiero dar las gracias. Quedaros con las joyas. No me etiquetéis. Yo ha he dicho desde ayer que no voy a colaborar ni con velas ni con joyas».

Las emocionadas disculpas de María Patiño a Anabel Pantoja en directo

Las palabras de Belén Esteban han tenido consecuencias inmediatas en María Patiño. La periodista, que había atacado muy duramente a Anabel por el asunto de las joyas, ha pedido disculpas públicamente a su compañera. Cometió el error de juzgarla sin haber hablado con ella antes sobre lo que al final ha sido un desafortunado cruce de informaciones engañosas por parte de la empresa de joyas. «Qué decepción tan enorme me he llevado, una vez más, con la sobrinísima. Es clavada a su tía, absolutamente interesada y mentirosa conmigo», decía de ella el pasado fin de semana en ‘Socialité’. La gallega, visiblemente arrepentida, no ha dudado en entonar el ‘mea culpa’ en riguroso directo.

Telecinco

Emocionada, se dirigía a Anabel para pedirle disculpas: «Quiero decirte algo con la misma intensidad y de la misma manera en la que me pronuncié este fin de semana. Y con la misma fuerza, porque me parece que es de justicia… No pensé que esto iba a desembocar aquí. Yo nunca me enteré de esa supuesta llamada tuya a uno de los jefes de las joyas. Después de hablar el viernes contigo, que es verdad todo lo que has contado, hablé con Belén. Y es cuando Belén decide por primera vez contarme la historia y la versión completa. No me voy a refugiar en que sabes que a Belén la quiero. Nunca me pude imaginar que el jefe de una empresa pudiera mentir y me creí a ciencia cierta lo que Belén me estaba contando».

Telecinco

A continuación, proseguía con su emocionado discurso: «Es de justicia pedirte mis más sinceras disculpas. Me he equivocado. Creo que he estado muy poco acertada contigo. No eres merecedora de ninguno de los los calificativos que he hecho públicamente. Me siento muy poco orgullosa de mí. Siento muchísimo haberte hecho daño. Creo que tengo que ser responsable de mis actos y lo siento de corazón. Te pido mis más sinceras disculpas». A partir de este punto, su voz se entrecortaba y ya era imposible reprimir las lágrimas. «No sé cómo voy a poder arreglar esto y que vuelvas a tener confianza en mí», añadía. «Pero desde luego me parece que eres una compañera que en la medida que pueda, no me gustaría perder la relación que teníamos hasta ahora. Siento haberme dejado llevar, una vez más, por la pasión y por mi vehemencia que hace que me convierta en un caballo desbocado haciendo daño a gente que no se lo merece. En este caso a ti. Y te vuelvo a pedir perdón públicamente».

Patiño, a Anabel: «He estado fuera de lugar»

Anabel, con el rostro serio, ha aceptado sus disculpas. «No es necesario. Ya me lo has dicho y yo lo acepto. Es normal que te enfadaras conmigo cuando Belén te contaba eso, siendo yo desconocedora de todo», le respondía Anabel. «Yo estaba en mi casa en Canarias. Te llamé, pero no me cogiste el teléfono… ¿Que a lo mejor me hayas visto interesada? No lo sé». Y le ha recordado que hablar de su familia era «innecesario» y que son «temas que me hacen muchísimo daño». Patiño ha reconocido que había actuado con «falta de profesionalidad» y con «falta de humanidad hacia ti» porque «tenía que haber contrastado la información». Y, una vez más, ha reiterado sus disculpas: «He estado fuera de lugar».