Makoke se ha abierto en canal y se ha enfrentado a ‘Las escaleras de las emociones’ en ‘Viva la vida’. La exmujer de Kiko Matamoros ha explicado cómo se encuentra un mes y medio después de la muerte de su madre y ha desvelado nuevos detalles de cómo era su relación con el colaborador de ‘Sálvame’. Además, sin pretenderlo, ha dejado caer cómo se encuentra la relación entre su hija Anita Matamoros con su padre.

A pesar del duro varapalo de perder a su madre, Makoke se muestra feliz por estar en el ecuador de la vida, algo que celebra porque puede presumir de que la vida sigue. Sin embargo, hay algo que parece que le quita el sueño: el sentimiento de culpa por haberse ido tan pronto de casa. «Cuando eres joven vas muy poco a ver a tus padres. Cuando ves que ya no están, te culpabilizas de las veces que has podido estar y no has estado. Es una culpa que tengo y siempre va a estar», comenta. Además, insiste en que para ella es muy importante no sentirse culpable de algo para poder ser feliz.

Le duelen sus hijos

La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha relatado cómo fueron sus dos matrimonios y ha dejado claro que en ambos se casó muy ilusionada, aunque luego hubo varios aspectos que provocaron que ese sentimiento desapareciera. «Quería lo mismo que tenía mi familia, por problemas con mi pareja no sigo. Estoy un poco decepcionada con el tema familia, lo que he hecho ha sido con ganas. Cuando se frustra, te decepcionas contigo misma, de todo hay que salir y hay que aprender. He aprendido a no fiarme de los hombres, a no confiar en el amor eterno», sentencia.

Tras esto, y sin pretenderlo, Makoke se mostraba con cierto recelo a la hora de hablar de Kiko Matamoros puesto que, según comentaba, no podía pronunciarse con cierta libertad. Sin embargo, Emma García la animaba a que expresara sus sentimientos porque estaba hablando de su vida. «Estoy decepcionada con Kiko Matamoros como padre. No puedo hacer nada, no puedo hablar… lo he intentado, espero que algún día se arregle. Me incomoda mucho hablar de esto… Es una pena que los hijos sean víctimas de las relaciones de sus padres«, afirmaba y evidenciaba el distanciamiento entre padre e hija.

No quiere vivir en la mentira

Por otro lado, la que fuera concursante de ‘GH VIP 7’ también explicaba que la mentira ha sido la gran protagonista de sus relaciones, algo que quería cambiar para poder seguir con su vida. «Me han mentido mucho, he sido una ingenua total. Nunca he pensado que podía ser tan tonta. Yo mentí una vez y me arrepiento. Mi vida era de mentira, la mentira estaba en mi vida, esa persona que yo admiraba era de mentira», relataba.

Sobre cómo está su corazón en estos momentos, Makoke insiste en que está feliz y presume de los dos maravillosos hijos que tiene: «Tony no ha sido una decepción, me ha hecho creer en el amor. Después de los dos fracasos, ha sido como una bocanada de oxígeno. Pero las cosas tienen un tiempo y un modo, no era el momento, quería estar sola». Asimismo, reconoce que le aterra perder a uno de los suyos y desvela que después de que saliera de la casa de Guadalix le ofrecieron colaborar en ‘Sálvame’ dos días a la semana pero lo rechazó para no tener más problemas con su exmarido.