«Soy madre y me pongo vestidos cortos. Me hago fotos en bikini, me opero el pecho y me voy con mis amigas de cena», ha asegurado de forma tajante.


Desde que la pequeña Roma llegara a las vidas de Laura Escanes y Risto Mejide, la influencer ha recibido un sinfín de críticas acerca de su faceta como madre. En estos diez meses, la mujer del publicista ha manifestado en sus redes sociales contundentes reflexiones acerca de la maternidad para mostrarse de forma más cerca a sus seguidores. Sin embargo, no ha podido más y se ha hartado de todos los malos comentarios que recibe cuando, por ejemplo, se va al gimnasio o a cenar con amigas.

Como ya es habitual, Laura Escanes ha hecho uso de sus redes sociales para lanzar una sincera reflexión sobre todo lo que siente cuando lee comentarios como: «¿vas al ginamsio? ¿y qué haces con la niña?», “No deberías publicar estas fotos en redes que eres madre”, «¿Sales de fiesta? ¡Pero si eres madre!«. Harta de esto, Escanes ha hecho hincapié en que la maternidad y la vida social se pueden compatibilizar.

«Soy madre y me pongo vestidos cortos. Me hago fotos en bikini, juego al Animal Crossing, me opero el pecho y me voy con mis amigas de cena. Tengo tiempo para leer. Me voy con mi pareja un fin de semana. Voy al cine, voy de compras, me maquillo, escribo. Contesto a mis haters, hago ‘stories’ desde el sofá, hago vídeos tontos, me río…», escribe a través de sus historias de Instagram.

«También cambio pañales. Doy biberones. Acuesto a mi bebé. Duermo con mi bebé. Juego. Exploro la casa, el jardín, le quito el césped de la boca. Me baño con ella. Cocino para que decida no comer nada. Me desespero. Me sonríe. Se me pasa. Paseamos», prosigue. Además, ha insistido en que no es una «súper mamá» y que todas las madres se organizan como pueden y a su manera.

«Si tienes ayuda, porque tienes ayuda. Si tiras de los abuelos, porque te lo crían los abuelos. Si no tienes opción y empieza la escuela infantil, que es muy pequeño. Si sales, porque sales. Si no sales, porque no tienes vida y eres una aburrida. Si das el pecho más de 1 año, que es muy mayor. Si no lo das, es lo peor que le podías hacer a tu hijo. Si haces BLW, que no comen nada. Si das triturados, que así no aprenden. Si porteas, que los acostumbras. Y así hasta el infinito y más allá», finaliza indignada.

Las reflexiones de Laura Escanes sobre la maternidad que han dado que hablar

Hace unos meses, Laura Escanes volvía a hacer uso de sus redes sociales para compartir una confidencia sobre su maternidad. La mujer del publicista se abría en canal y se enfrentaba a una pregunta delicada: «¿le da el pecho a la pequeña Roma?». La influencer mostraba su valentía y ha querido decir la verdad: «Espero que no se me juzgue por esto. Aunque ya me he sentido juzgada más de una vez cuando lo he dicho», empezaba explicando. ««No doy el pecho. Lo decidí así. Esta fue mi decisión y estoy feliz con ella. Pero admiro a todas las madres y a sus decisiones. Si deciden dar el pecho, si deciden no darlo. Si empezaron pero se arrepintieron. Si pensaban que no iban a darlo y luego acabaron dando pecho. Todas las decisiones son buenas porque como madres queremos lo mejor para nuestros hijos. La OMS recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses mínimo. Cada situación es única y cada mujer y bebé son únicos. No podemos comparar y por eso respeto y apoyo a todas las mujeres decidan lo que decidan», terminaba por explicar.

Lo que está claro es que a los orgullosos padres se les cae la baba con la pequeña. En su verano más atípico, debido a la crisis sanitaria, Laura y Risto han disfrutado de sus vacaciones más familiares, las primeras con su primera hija en común. Además, la influencer y el presentador de ‘Todo es mentira’ han aprovechado el tiempo en pareja en Menorca para revivir su romance como cuando eran novios. Para ellos estar juntos las 24 horas del día durante la época estival supone el momento perfecto para volver a vivir momentos de los más románticos y dedicarse el uno al otro plenamente.