Kiko Rivera sigue estudiando el asunto que le enfrenta a su madre, Isabel Pantoja. El DJ acaba de reunirse con sus abogados durante varias horas.


Las redes sociales de Kiko Rivera han servido como escenario para conocer muchos de los detalles de la guerra que mantiene con su madre, Isabel Pantoja. Ambos están enfrentados por la herencia, en especial, por Cantora, la finca en la que se refugia la cantante de toda la vorágine. Mientras el músico reveló a comienzos de semana que comenzaba una nueva y decisiva etapa para él, fueron muchos los que se preguntaron a qué se refería, pues sus palabras eran cuanto menos misteriosas. «Hoy comienza una nueva vida y prometo estar a la altura 😊 Por cierto… En diciembre llega nueva música», escribió. Parecía referirse a su vida profesional, sin embargo, solo un día después ha sido visto acudiendo al despacho de sus abogados, donde ha permanecido reunido varias horas.

Europa Press

A pesar de que Kiko Rivera ha salido muy serio y no ha aclarado el motivo que le ha llevado a citarse de nuevo con ellos, lo que está claro es que el DJ sigue analizando documentos que tienen que ver con el testamento de su padre, Paquirri. Si bien en los últimos días el hijo de la tonadillera ha preferido centrarse en su esposa, Irene Rosales, quien acaba de perder a su padre tras varios años enfermo, ahora ha retomado este asunto que tantos quebraderos de cabeza le ha costado en los últimos meses.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

No está siendo un año fácil para el matrimonio, ni mucho menos. La pareja ha sufrido varios golpes a lo largo del año, entre los más duros, sin duda alguna, la muerte de los padres de Irene Rosales, quien con solo una diferencia de siete meses ha tenido que despedirse de su madre y de su padre para siempre. Para su marido Kiko Rivera, tampoco está siendo fácil. Después de tener que hacer frente a varios baches profesionales durante el confinamiento, poco después se sintió engañado por su madre hasta tal punto que se sentó en Telecinco para contar toda la verdad sobre la batalla que mantiene contra su madre. El joven llegó a asegurar que su madre no era buena persona e incluso aseguró que Isabel Pantoja le había utilizado como «su tarjeta de crédito» o que «estaba cegada por el dinero«. Un sinfín de titulares que provocaron que el espacio de ‘Cantora: la herencia envenenada’ alcanzara una audiencia estratosférica.

No obstante, no es la única novedad que existe en la polémica Pantoja. En el último número de SEMANA hemos publicado en exclusiva que Francisco Rivera y Cayetano Rivera desean llegar a un acuerdo privado con la cantante y en esta revista conocemos todos los detalles. Los hermanos quieren cerrar este capítulo, recuperar los objetos personales de su padre y olvidarse para siempre de una historia que ha permanecido abierta durante más de tres décadas.