Kiko Rivera ha hecho pública una bonita fotografía en la que aparece junto a su mujer Irene Rosales. La pareja se muestra unida y enamorada, besándose en un balcón con bonitas vistas al mar.

De esta forma Kiko e Irene han acallado los rumores de crisis: «Siempre intentarán fastidiarnos. Tú sabes la verdad….somos fuertes,somos un equipo. Te necesito y te necesitaré siempre @irenerova24 .Algún día el karma se pondrá en su contra y ese día disfrutaré y mucho. A todo cerdo le llega su San Martín».

Kiko ha querido con este mensaje, gritar a los cuatro vientos el amor y el respeto que siente por su mujer.

Kiko e Irene unidos ante los rumores de infidelidad.

El hijo de Isabel Pantoja se despedía de Irene y de su hija un día antes de entrar en la casa de ‘Gran Hermano’ como invitado VIP: «Os voy a echar mucho de menos…. @irenerova24 y a mi hija. También a mi hijo mayor amigos y resto de la familia», decía Kiko, ajeno a las noticias que se avecinaban una vez que él se encontrase dentro de la casa.

Durante su estancia en ‘Gran Hermano’ saltaron los rumores de infidelidad. En ‘Sálvame’ aseguraban la existencia de un vídeo donde decían que Kiko aparecía en Punta Cana siendo infiel a su mujer. Además desvelaban los supuestos mensajes que el DJ habría intercambiado con una bailarina.

Así se despidió Kiko de su familia antes de entrar en la casa de ‘Gran Hermano’.

Al salir de la casa, Kiko se enfrentó a la entrevista de Jorge Javier Vázquez, en la que el presentador le puso al corriente de todas las noticias surgidas. Kiko se mostró muy tranquilo y seguro de la confianza de su mujer. El hijo de Isabel Pantoja negó cualquier tipo de infidelidad y explicó que las imágenes podían corresponder a una despedida de soltero de uno de sus amigos.

En ‘Sálvame’ han asegurado que Kiko podría haber sido víctima de un engaño por parte de alguno de los amigos que lo acompañaron a Punta Cana.

Con este mensaje publicado por el DJ, este deja claro que el amor con Irene sigue intacto y arremete contra aquellos que quieren hacerles daño.

Kiko al salir de la casa de ‘Gran Hermano’.