Aquellos que tienen la oportunidad de vivir en carne propia la experiencia de ‘Supervivientes’ coinciden en que es única. Así está siendo para Kiko Matamoros quien ha confesado que está suponiendo un antes y un después en su vida, incluso, en cuestiones de salud. «Parece una idiotez y que lo dice todo el mundo, pero te cambia. A mí me está cambiando mucho y para bien», ha reconocido con sinceridad durante la última conexión en directo.

Kiko Matamoros
Telecinco

Además, ha señalado que cuando comenzó su andadura en los Cayos Cochinos su estado de salud no estaba al cien por cien. No solo eso, también ha revelado que «poco antes de entrar tenía un proyecto de infarto». Sorprendente durante estos dos meses en Honduras está mejor que nunca. «Me ha dicho el médico que llevo dos meses y me ha asegurado que he ganado cuatro años de vida», ha contado con cierta emoción. «Hoy tenía 11,7 de tensión que eso no lo he tenido en mi vida y 53 pulsaciones en reposo, a mi edad es una locura de bueno», ha indicado.

Kiko Matamoros, orgulloso de su paso por ‘Supervivientes’

Aunque el colaborador ha confesado que lo que más echa de menos es a su pareja, Marta López, también ha reconocido que hay un montón de cosas que pensaba añorar y no lo está haciendo. «Muchas cosas, incluso, algunos aspectos de carácter e íntimas». Se siente tremendamente satisfecho de cómo está afrontando esta aventura televisiva y cómo le está cambiando interiormente. «Estoy orgulloso de haber renunciado a tantas cosas, de haber echado valor al asunto y haberme superado a mí mismo».

Kiko Matamoros
Telecinco

El colaborador ha recordado que cuando arrancó su aventura en los Cayos Cochinos de Honduras dijo que se podía «luchar sin aditivos ni conservantes. Se puede vivir. Creo que me lo he demostrado. En ese sentido estoy super contento y super agradecido de la oportunidad que se me ha dado. También al doctor», han sido sus palabras. Una reflexión que Jorge Javier Vázquez no ha podido más que aplaudir: «Me gusta mucho escuchar eso», le ha dicho.

Siempre sin pelos en la lengua, Kiko Matamoros también se ha mostrado tajante sobre una relación que está dando mucho que hablar, tanto dentro como fuera del concurso. No es otra que la estrecha conexión que mantienen Anabel Pantoja y su compañero Yulen. No cree en absoluto que la cosa siga para adelante una vez concluya la experiencia televisiva. “Esta relación tiene menos cuerda que el reloj de mi abuela. Van a durar lo que dure el concurso”, ha dijo con rotundidad. Ha subrayado que nunca había visto «menos pasión» en un hombre como la que observa en el deportista. Una reflexión que, según ha contado, ya se la había trasladado anteriormente a la propia Anabel.

¿Cuándo se casó Kiko Matamoros con Makoke?

Kiko Matamoros y Makoke se casaron el 16 de septiembre de 2016 en el Castillo de Viñuelas, Madrid.