Kiko Matamoros celebre su 65 cumpleaños en plena forma. Repasamos todas sus operaciones estéticas del colaborador.


Muy pocos pueden presumir de alcanzar la edad de jubilación y seguir sintiéndose como un auténtico chaval. Kiko Matamoros cumple este lunes 65 años y lo hace en un buen momento tanto personal como profesional. El controvertido colaborador se ha convertido en un personaje indispensable de la parrilla de Telecinco y hace tres años volvió a recuperar la ilusión en el amor gracias a la ‘influencer’ Marta López -con quien se lleva 40 años-. En esta etapa de gran estabilidad repasamos todas sus operaciones estéticas, al menos once, con las que planta cara al tiempo y se niega a envejecer. 

Gtres

«Hay pocos de mi edad que puedan decir que están como yo», afirmaba recientemente muy orgulloso de su estado. Aunque la buena genética siempre es importante, al igual que la alimentación y la rutina deportiva, ha confesado haber pasado por el quirófano en más de una decena de ocasiones por temas estéticos. Las últimas operaciones que se ha realizado son una marcación abdominal y una blefaroplastia. Gracias a la primera logró una mayor definición en la zona abdominal marcando también los oblicuos. Mientras que con la segunda reparó los párpados caídos y las bolsas de los ojos. Dos intervenciones a las que se sometió hace tan solo unos meses, concretamente el pasado verano.

Estas dos últimas se suman a una larga lista, al menos, once reconocidas. Varias de las cuales han estado destinadas a mejorar la apariencia de su rostro. Se ha sometido a una rinoplastia para afinar su nariz, y una otoplastia, comúnmente conocida como la cirugía de las orejas, para disminuir su tamaño y pegarlas al rostro. Con esta técnica eliminó las orejas de soplillo que antaño lucía.

Instagram

En su día combatió el paso del tiempo y el envejecimiento con un un lifting facial. También ha pasado por el quirófano para marcar su mandíbula y rellenar la fosa de sus ojos. No contento con todo esto, ha conseguido que sus cejas estén más pobladas con la técnica del microblading. Distintas operaciones que se unen a tratamientos y a una envidiable genética.

Su mejor aliado

A Kiko Matamoros le gusta, sin duda, verse bien. Más cuando sabe que está expuesto al público por su trabajo en televisión. Hasta la fecha ha hecho lo que ha estado en su mano para encontrarse cada día mejor. Siempre ha cumplido con una estricta rutina deportiva y cuida mucho la alimentación. Sin embargo, también se sometió en su día a una liposucción. Durante los últimos años, la cirugía estética se ha convertido en su gran aliada para luchar contra el envejecimiento.

Instagram

«Estoy contento de cómo estoy», señalaba recientemente sobre su apariencia física. «Me machaco mucho en el gimnasio y cuido la alimentación, pero es una ayuda», añadía. Seguro que próximamente nos sorprende con un nuevo retoque estético.