Plácido Domingo vuelve a estar en el punto de mira una vez más. El tenor ha sido señalado por la justicia argentina y es que se le atribuyen unas escuchas en las que supuestamente estaría tratando de contratar un servicio sexual a través de una secta escondida tras una Escuela de Yoga. En la llamada en la que estaría negociando un encuentro sexual se escucha a un cliente (presuntamente el artista) mientras habla con una mujer a la que él se refiere como Mendy y en ella concretan una cita. Eso sí, no es el único audio filtrado, pues en otro se escucha de nuevo supuestamente la voz de Plácido dando algunas indicaciones a esta misteriosa mujer: «Cuando salgamos de la cena venimos separados, lo hacemos así porque mis agentes se van a subir a la habitación cuando yo suba y se van a quedar en el mismo piso».

Plácido Domingo
Gtres

Plácido no ha querido dar declaraciones tras la información publicada por El País. Tan solo se ha limitado a decir que no está imputado en la investigación, por lo que se desconoce cuál es su situación legal en este momento. Unas llamadas que han visto la luz al desarticularse la pasada semana una red de explotación sexual en Argentina que llevaría operando más de 30 años. Los peritos y sus pesquisan afirman que es el tenor el que se encuentra tras estas escuchas telefónicas, aunque nadie fecha todavía cuándo se produjeron estas conversaciones, tampoco desde qué lugar.

El líder de la secta, Juan Percowicz, ha sido detenido junto a una veintena de personas. Él es él, al igual que Mendy, quienes nombran a Plácido en alguna de sus llamadas, un hecho decisivo en la investigación realizada hasta ahora. «Plácido dijo que podía venir a visitarnos, es decir, que va a venir a visitarme. Porque él va a casa en Nueva York y lo recordó ayer”, dicen en los audios según el expediente judicial. De este modo, Plácido Domingo vuelve a acaparar todas las miradas por un asunto que de nuevo le convierte en titular. Cabe recordar que él fue uno de los artistas señalados durante el movimiento «Me too» tras las acusaciones de acoso sexual contra él.

Plácido Domingo
Gtres

Varios medios de comunicación señalan que la investigación llevada a cabo sobre la secta que ocultaba una trama de prostitución estaba dirigida por un exnotario de 84 años. Estaban acusados de reclutar a mujeres que acudían allí para alcanzar «el desarrollo de la felicidad», pero acababan sin sus bienes y ejerciendo la prostitución, siendo sus clientes empresarios de alto nivel adquisitivo, famosos o incluso políticos, según cuentan. A cambio iban ascendiendo en la secta, la cual tenía una escala de hasta siete niveles y cuyos «alumnos» pagaban cuotas mensuales de entre 250 euros y 10.000.