Jessica Bueno ha revelado en sus redes sociales el giro por el que han apostado Jota Peleteiro y ella junto a sus dos pequeños.


Todavía Kiko Rivera no se ha pronunciado al respecto, al menos públicamente. Y es que el DJ es una de las personas que más ha debido aplaudir el giro radical que ha dado la vida de Jessica Bueno, pues la modelo deja atrás la asentada vida que tenía en la ciudad de Birmingham, donde vivía junto a su esposo, Jota Peleteiro, y sus dos hijos. Allí estaban muy felices, a pesar de la distancia que separaba a ambos de sus familiares, sin embargo, el destino les tenía preparado un nuevo lugar para su vida. La pareja ha abandonado la casa en la que vivían y han puesto rumbo España por motivos laborales del futbolista. El jugador ha firmado por otro equipo, el Alavés, una noticia que este domingo fue confirmada por varios medios deportivos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Viaje en familia a un nuevo destino. Nueva vida, nuevas aventuras, nuevas ilusiones. Volvemos al norte y no podemos sentirnos más felices🥰

Una publicación compartida de Jessica Bueno (@jessica_bueno) el

Horas después la propia Jessica ha compartido una imagen con la que queda más que claro que su mudanza es un hecho. Desde un avión privado y al más puro estilo ‘Georgina‘, Jessica Bueno ha posado para sus redes en solitario y en compañía de su marido para explicar que deja atrás una etapa en la que ha sido muy feliz. «Viaje en familia a un nuevo destino. Nueva vida, nuevas aventuras, nuevas ilusiones. Volvemos al norte y no podemos sentirnos más felices», ha asegurado. Tras aceptar la oferta Jessica Bueno, Jota y los dos pequeños han puesto rumbo Vitoria, no obstante, todavía se desconoce la casa en la que la pareja vivirá durante esta bonita etapa que acaba de llegar a su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Vitoria allá vamos 😀❤️

Una publicación compartida de Jota Peleteiro (@kingjota23) el

Por su parte, Kiko Rivera estará mucho más cerca de su hijo mayor y probablemente podrá verle con mucha más asiduidad, algo que hará muy feliz a padre e hijo, ya que desde hacía tres años Francisco había cambiado de lugar de residencia. Jessica se fue con su primogénito a Inglaterra, una aventura que ha llegado a su fin con su regreso a España por todo lo alto. A pesar de que es cierto de que por el convenio regulador podían verse cada 15 días y disfrutar el uno del otro, con el nuevo trabajo de Jota Peleteiro, Kiko Rivera y su hijo de siete años recuperarán el tiempo perdido.

Más aún si se tiene en cuenta la pandemia que ha limitado tanto la movilidad en ciertos puntos del mapa. Así se lo ha hecho saber más de una vez cuando Jessica ha posteado alguna imagen de Francisco, publicaciones que él ha aprovechado para gritar públicamente todo lo que le añora. «Cuánto te extraño grandullón… prontito si Dios quiere volveremos a estar juntitos. Mientras tanto… ¡Cuídate mucho! Papá te ama», ha escrito.