«En el momento que salga a trabajar va a renacer», ha asegurado la colaboradora al hablar de la difícil situación económica de la cantante.


Hace 24 horas conocíamos la noticia de la subasta de uno de los áticos que Isabel Pantoja tiene en Fuengirola. La tonadillera ha decidido deshacerse de los dos pisos que tenía en la localidad malagueña para poder hacer frente a sus problemas de liquidez. El hecho de que haya tomado esta drástica decisión ha dado pie a pensar que podría estar atravesando serias dificultades económicas. ¿Está en la ruina? ¿Hasta qué punto se está viendo ahogada en materia económica? Son cuestiones a las que ha respondido este martes su sobrina.

«Que salde sus deudas», dice Anabel Pantoja

Anabel Pantoja ya no mantiene con su tía la relación estrecha de antaño, pero sabe de buena mano cómo está la cantante. Por eso no ha dudado en responder a las preguntas que se le han formulado en ‘Sálvame’ sobre esta cuestión. Apenada por el panorama que asola a la tonadillera, ha expresado que nunca imaginó que a su tía le tocara apretarse el cinturón como está haciendo ahora: «Espero que se solucionen las cosas y que dentro de lo malo se puedan solucionar y que ella quede libre de todo… Lo único que quiero es que ella sea feliz. Mi deseo es que no se preocupe de los demás, que se preocupe de ella, que ya ha vivido por todos. Que se olvide del patrimonio y que salde sus deudas».

Telecinco

«Ella ha luchado y ha trabajado por su familia desde que era pequeña. Me da mucha pena que haya pasado del ático porque es un ático que ella lo compró y lo diseñó y lo vivió muchísimo siendo Isa pequeña y con nosotros. Sin haber hablado con ella tiene que estar destrozada», ha recordado la colaboradora. «Mi tía ha querido siempre proteger a mi familia… Mi tía ha estado ahí. A sus hijos no les ha faltado de nada, hasta el momento que se han emancipado«.

«En el momento que vuelva a trabajar va a renacer»

Anabel sabe que su tía no lo está pasando nada bien, pero está convencida de que con un pequeño esfuerzo podrá superar los contratiempos: «No pienso que se vea en la ruina porque en el momento que salga y vuelva a trabajar va a renacer. Ella tiene que seguir triunfando y seguir ganando su dinero, recuperarse y vivir».

«Yo no me puedo meter en si la llevan mal o no la llevan mal, en si la asesoran o no la asesoran», ha añadido la sevillana. Cree que cada uno es libre de elegir y tomar sus decisiones. Y en eso prefiere no meterse.

Isabel Pantoja

La sevillana cree «cuando mi tía salga adelante y abra la garganta y salir a triunfar» podrá remontar y dejar atrás las deudas que lleva arrastrando desde hace tiempo. Lo cierto es que su caso no es un hecho aislado. Numerosos rostros conocidos como Concha Velasco, Pablo Motos o Terelu Campos se han visto en situaciones similares: han perdido inversiones, se han arruinado o han tenido que hacer frente a vicisitudes financieras. Incluso Kiko Rivera confesaba recientemente haber despilfarrado una auténtica fortuna por culpa de sus excesos con el alcohol y las drogas. «He despilfarrado 8 millones de euros», decía el pasado mes de diciembre. «Me he gastado el dinero en fiestas. Me he reunido con gente para que me asesoren y cuando han empezado a explicarme he dicho: ‘Qué sacrificado». El DJ ha señalado que gracias a Irene Rosales ha cambiado de manera radical sus hábitos: «Mi mujer me enseñó que menos es más. No quiero que mis hijas vean a un deshecho humano».

Isabel Pantoja Fuengirola casa subasta
Fotomontaje: SEMANA

La reciente subasta del ático de Isabel Pantoja en Fuengirola ha puesto sobre el tapete una realidad que lleva tiempo aguantando y de la que no ha hablado públicamente. Al igual que ha sucedido a tantos artistas de todo el mundo, el estallido de la pandemia supuso que muchos de sus compromisos profesionales fueran cancelados. Esto ha supuesto una considerable reducción de sus fuentes de ingresos. Y aunque ha participado en programas de Telecinco como ‘Top Star’, las cantidades que gasta superan con creces a las que ingresa. Solo mantener cada mes Cantora le supone un elevadísimo monto… Con el tiempo, la bola de nieve se ha ido haciendo cada vez más grande. Y, ahora, Isabel solo es capaz de responder de manera escueta a su delicada situación ecomónica. José Antonio León, reportero de ‘Sálvame’, ha revelado que se ha puesto en contacto con ella y esta le ha respondido con un emoticono de un corazón negro. A buen entendedor, pocas palabras bastan. Está desolada.