La colaboradora ha desvelado la petición que hizo a la dirección de ‘Viva la vida’ acerca de la comunión del hijo mayor del DJ.


Kiko Rivera se sentaba en ‘Viernes deluxe’ para hablar sobre todos los frentes que ha tenido abiertos en la última semana. En su conversación con Jorge Javier Vázquez, el hijo de Isabel Pantoja hacía hincapié en aclarar toda la polémica surgida sobre el bautizo y comunión de Francisco, el hijo que tiene en común con Jessica Bueno. El DJ daba los detalles sobre la celebración y recalcaba que tenía una maravillosa relación con la madre de su primogénito. Un día más tarde, Irene Rosales ha detallado en ‘Viva la vida’ cómo vivió el evento en Bilbao y no ha dudado en poner en valor a la modelo.

Redes sociales

Antes de dar su opinión sobre la polémica de la Primera Comunión de Francisco, surgida a raíz de una queja pública por parte de Anabel Pantoja al no ser invitada para ser la madrina del pequeño, Irene Rosales pedía respeto a la hora de hablar del tema debido al avanzado estado de gestación en el que se encuentra Jessica Bueno. Tras esto, la colaboradora del programa de Telecinco insistía en que el evento «fue maravilloso».

Irene Rosales solo tiene buenas palabras para Jessica Bueno, a quien no ha dudado en darle las gracias por organizar toda la celebración, así como la posterior invitación para que tanto ella como sus hijas, Ana y Carlota, pudieran estar presentes en el mismo. «Fue una fiesta para sus dos hijos y podía haber dicho que fuéramos solo a la iglesia y no a su casa. Tampoco tendríamos que estar si ella no quería, fue generosa para que estuviéramos con el niño y para que mis hijas disfrutaran», relata. De la misma forma, confirmaba que cuando el pequeño esté en Sevilla en sus vacaciones harán otra celebración para que pueda estar el resto de la familia Pantoja.

La mujer de Kiko Rivera ha querido matizar las palabras de su marido en la conversación que mantuvo con su prima en ‘Sálvame’, donde afirmó que llevaba ocho años consintiendo cosas con las que no estaba de acuerdo. En concreto, Irene Rosales aclaraba que su marido llegó a afirmar eso en clara referencia a los cambios de domicilio que han tenido Jessica Bueno y su actual pareja, Jota Peleteiro, en los últimos tiempos. «Kiko ha estado aguantando porque ellos no se han llevado bien desde el principio pero cuando han aceptado que tienen que llevarse bien por el bien del niño se están llevando lo mejor posible«, asevera.

La petición de Irene Rosales a la dirección de ‘Viva la vida’

© Redes sociales.

En una acalorada discusión con José Antonio Avilés, Irene Rosales dejaba claro que su marido tenía derecho a vender a un programa lo que quisiese, aunque hacía hincapié en que «jamás ha vendido algo de su hijo». Ante esto, la colaboradora desvelaba que le dijo al director de ‘Viva la vida’ que no quería que nadie se enterara de que era la Primera Comunión del niño y que ese era el motivo por el que se ausentó el fin de semana del programa. «Lo hice porque mi marido quería proteger a la madre de su hijo», sentenciaba.

Tras el enfado de Jessica Bueno, Irene Rosales explica que tanto ella como Kiko Rivera tuvieron una conversación telefónica con la modelo y ambos comprendieron su enfado. Echando la vista al pasado, la colaboradora ha recalcado que su marido no siempre se ha llevado bien con la madre de su hijo mayor: «Le cogió esa paternidad muy joven, en su peor momento. Gracias a Dios han madurado, han llegado a un entendimiento por la felicidad del niño. Ha tenido que surgir un evento para poder conocernos todos. Kiko está súper contento con el marido de Jessica, es encantador y lo trató muy bien».