El que fuera novio de Victoria Federica Marichalar, Gonzalo Caballero, ha recibido buenas noticias después de tantas malas nuevas. Comenzó esta andadura siendo el hombre con el que la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar descubría el amor, pero la termina solo, aunque recuperado. El torero ha recibido por fin el alta médica tras la grave cogida que sufrido hace ya cinco meses, cuando recibió una cornada en Las Ventas el pasado mes de octubre.

Gonzalo Caballero sabe a la perfección que ha estado a punto de perder la vida por su gran pasión, pero eso no le ha quitado la determinación de triunfar en el albero como torero. Esta cogida puso su vida en vilo y tuvo que pasar hasta dos veces por quirófano de carácter de urgencia para lograr sobrevivir. Ahora, el joven diestro ha anunciado a sus seguidores que por fin ha logrado recuperarse por completo del susto que puso en jaque su vida y su carrera en las plazas.

“Hoy he recibido el alta médica después de casi cinco meses. Esta foto define a la perfección mi sentimiento de gratitud hacia mi ángel de la guardia, D. Máximo García Padrós”. A quien agradece Gonzalo Caballero su ayuda es al cirujano jefe de Las Ventas, cuya rápida actuación y veloz determinación logró salvarle la vida. “Ahora todo se centra en recuperar el nervio. Estamos acortando los plazos”, termina.

Gonzalo Caballero está demostrando que su pasión por los toros es más grande que el susto que uno de ellos le dio. Poco después de salir del hospital ya mostró su deseo de volver a los ruedos. Lo hizo con unas imágenes en las que comenzaba a dar sus primeros pases con el capote y prometiendo a sus seguidores que “volveré más fuerte”. Gonzalo Caballero ha aprendido mucho desde que esta grave cogida le dejase en el banquillo durante casi medio año: “Me he dado cuenta de que la vida es caerse y levantarse, seguir con la cabeza alta y luchar por lo que uno sueña”.