La exmujer de Cayetano Martínez de Irujo ha vivido un intenso fin de semana con motivo de la puesta de largo de sus dos hijos, Luis y Amina. Una gran fiesta celebrada en el palacio Arbaizenea de San Sebastián -residencia vacacional de la duquesa de Alba- que tantos buenos momentos ha albergado para la familia. Genoveva siempre mantuvo una relación muy estrecha con doña Cayetana -también cuando se divorció del duque de Arjona-, así que su estancia en la capital guipuzcoana, una ciudad a la que siempre regresaba la que fuera su suegra, ha estado marcada por esta.

La mágica puesta de largo de Luis y Amina Martínez de Irujo al detalle

Tal y como publica ‘El Diario Vasco’, Genoveva acudió al restaurante Rekondo, situado en paseo de Igeldo, y degustó el plato favorito de doña Cayetana: los chipirones en su tinta. Este conocido restaurante -que apuesta por el producto tradicional y está capitaneado por el chef Iñaki Arrieta- es también uno de los establecimientos predilectos del rey Juan Carlos. En agosto de 2017 acudía junto a su hija la infanta Elena y sus nietos, Froilán y Federica de Marichalar, y disfrutaba de una buena comida.

Así ha sido la puesta de largo de Luis y Amina Martínez de Irujo, los hijos de Cayetano y Genoveva

Esta última semana Genoveva ha estado totalmente inmersa en los preparativos de la gran fiesta de sus hijos mellizos y así lo ha mostrado a través de las redes sociales. Alrededor de 300 invitados, entre familiares y amigos, les han acompañado en esta celebración. Entre los asistentes, Tana Rivera, la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera, y Victoria de Marichalar, entre otros. Los jóvenes vivieron una noche muy especial en el exterior del idílico palacio cubierto de hiedra que cuenta con unas magníficas vistas a la bahía de la Concha.