La hija de Paz Padilla y su novio disfrutan de unos días de descanso en la isla pitiusa. Te mostramos las mejores imágenes de su viaje.


Anna Ferrer Padilla y su novio, Iván Vidal, disfrutan de unas vacaciones de verano en Ibiza. Después de disfrutar de unos días de descanso en las playas de Zahara de los Atunes, la hija de Paz Padilla y su chico emprendían viaje rumbo a la isla pitiusa hace cuatro días. Allí se alojan en un exclusivo hotel de cinco estrellas y en primera línea de playa en el que es posible dormir esta temporada por unos 400 euros la noche (aunque las hay más caras, por 1.500 euros la noche). Su exclusivo alojamiento, que consta de 25 habitaciones y 37 suites, está situado a unos 15 kilómetros de la ciudad de Ibiza.

«Todo el día tirada, leyendo, escuchando el sonido del mar»

No cabe duda de que la joven y su pareja lo están pasando de maravilla en su estancia en tierras ibicencas. La gastronomía, la naturaleza o ver las puestas de sol son algunas de las actividades favoritas de ambos jóvenes estos días. «Todo el día tirada, leyendo, escuchando el sonido del mar, sin cobertura y cine este agua de fondo. Luego hemos ido a ver el atardecer», ha relatado hace unos minutos Anna a través de Stories.

El agosto «más raro» en la vida de Anna Ferrer Padilla

Esos atardeceres a los que hace referencia la joven los han podido ver desde las costas de Cala Saona, en Formentera. Esta pequeña playa, de apenas escasos 140 metros de longitud, es una de las más bonitas que se pueden visitar en esta isla. Este lugar ofrece estupendas vistas de la vecina isla de Ibiza, así como de la costa de Punta Pedrera o de los acantilados de Punta Rasa, a los que se puede acceder a pie, pues se encuentran a 10 minutos de este paraje. Lugares que han estado a su alcance en su escapada.

Anna, que ha heredado la pasión de su madre por el mar y los espacios naturales, se lo está pasando como una niña en un entorno tan excepcional como éste, donde se relaja junto a su enamorado. Y donde se ha despedido del mes de agosto «más raro» de su vida, tal y como ha revelado en su cuenta de Instagram. Y es que tras la muerte de Juan Vidal, marido de Paz, el pasado 18 de julio, Anna y su madre han vivido días de profundo dolor. Solo ha pasado un mes y medio de tan triste pérdida, así que madre e hija van recuperando las fuerzas poco a poco.

[/lista_enlaces]