El entorno de María Teresa cree que su relación con Bigote aún puede salvarse. Sus amigos creen que, tras su ruptura, podrán perdonarse y reiniciar su noviazgo.


La ruptura entre María Teresa Campos Edmundo Arrocet fue la consecuencia de un calentón propio de una discusión de pareja en la que uno de ellos escribe un durísimo mensaje diciendo cosas verdaderamente feas del otro que conllevan a que este decida “después de esto ya no tiene sentido que sigamos juntos”. Pero nada que no se pueda solucionar hablando. No hay terceras personas y, lo más importante, ellos se siguen procesando un amor y una admiración mutua. Así lo reconocía la periodista a las puertas de su casa cuando le decían que Bigote decía a sus allegados que la seguía queriendo: “Yo también a él, pero no fui yo quien se marchó de casa”.

¿Puerta abierta a una reconciliación?

Y aunque ella ha asegurado que le ha cerrado las puertas de su corazón para siempre a Edmundo, ya hay quien se atreve a aventurar que en cuanto los dos decidan dar el paso de sentarse a hablar se darán cuenta que fue un calentón. Que una dijo cosas muy feas víctima de la indignación y que el otro decidió poner tierra de por medio porque no se veía junto a una mujer que le había dicho todo lo que le dijo.

¿Se ha precipitado por tanto María Teresa a adelantar la ruptura? Algunos allegados suyos dicen que sí. Creen que tenía que haber esperado a que volviera de viaje y se dieran explicaciones. ¿Sería posible que se perdonaran y reiniciaran su relación? Las personas del entorno de la pareja también creen que sería posible.

Edmundo continúa con su estancia en Londres, donde acudió a mediados de diciembre para pasar las fiestas junto a su hijo Maximiliano, su nuera Natalia y su nieto León. Se desconoce cuándo tiene pensado regresar a España. Según apuntan a esta revista, no tiene ninguna prisa.

Mientras tanto, María Teresa ha preferido mantenerse alejada del revuelo mediático surgido tras el anuncio de su ruptura. Y permanece más unida que nunca a sus hijas Terelu y Carmen Borrego, dispuestas a arroparla en estos delicados momentos.

El regreso del humorista a España, que aún no ha confirmado cuándo vuelve, será decisivo en el rumbo que tome la relación entre la malagueña y el chileno-argentino. Quizás se animen a acercar posturas, hablar desde la serenidad, y darse cuenta de que aún se quieren y que merece la pena darse una segunda oportunidad.