La colaboradora ha dado algunos detalles de su último tratamiento, un lifting personalizado sin cirugía.


A sus 51 años, Makoke es una mujer a la que le gusta estar siempre perfecta. La ex de Kiko Matamoros ha confiado en más de una ocasión en la medicina estética para hacerse retoques. Esta vez, ella misma nos ha hecho partícipes de su último tratamiento. 

Vídeo: Instagram

«Me lo habéis notado», advertía a través de su perfil de Instagram a sus seguidores. Ha aprovechado para dar detalles de su paso por una clínica estética donde ha continuado con la segunda fase de un lifting personalizado sin cirugía. Se ha sometido a un ‘Filler’ que estira la piel sin aumentar volumen en la zona del cuello, bajo la barbilla. Un tratamiento que según revelaba estimula el propio colágeno que tenemos en la piel y que cuenta con un resultado muy natural.

«Tenía que compartirlo con vosotros porque deja la parte inferior de la cara super estilizada». Añadía que con los años esta era una de las zonas que más tendía a colgarse. Una vez ha concluido con el tratamiento, que dura alrededor de dos años, ha confesado estar «encantada» y que tendrá que esperar algunas semanas para ver el resultado final. Eso sí, también ha asegurado no haber sufrido mucho dolor.

Instagram

«¿Sois más de pequeños retoquitos o preferís la cirugía?», concluía Makoke preguntando a sus fans. Ella pasó por quirófano en noviembre de 2019 para someterse a una mastopexia con el objetivo de levantar el pecho y colocarlo en su sitio. Un auténtico sueño hecho realidad, tal y como dijo en aquel momento, y que llevaba mucho tiempo esperando incluso desde su juventud. Asimismo confesó que era la primera vez que entraba en un quirófano por una operación estética. Estuvo arropada por su entonces pareja, Tony Spina, quien no se separó de su lado.

Su rutina deportiva

Makoke se cuida, y mucho. Tratamientos de belleza, alimentación saludable… y ejercicio de forma regular. La colaboradora de ‘Viva la vida’, que se convertirá en abuela en los próximos meses, disfruta practicando deporte casi a diario. Antes tenía un completo gimnasio en la casa que compartió con Kiko Matamoros, ubicada en la exclusiva urbanización La Finca. Algo que se convirtió en un motivo de reproche. Y es que su ex le reclamó en más de una ocasión de forma pública que se lo devolviese.

@makoke_

Finalmente, a principios de este mismo mes Makoke accedía a decir adiós a uno de los grandes lujos que tenía en su hogar. «Se llevan el gym», afirmaba a través de sus Stories. Actualmente, continúa al pie del cañón ejercitándose regularmente y lo hace con su entrenador personal, Álex Ghita, un coach en el que confía plenamente al igual que diversos rostros conocidos y que ha creado su propio método.