Así han reaccionado los colaboradores de ‘Sálvame’ después de que Mila Ximénez anunciara en directo que padece cáncer de pulmón.


Esta tarde en ‘Sálvame’ Mila Ximénez ha anunciado que padece cáncer de pulmón. Una noticia que ha dejado a sus compañeros desolados. No podían creer que su querida compañera se enfrenta a tan dura enfermedad. Algunos compañeros, como Kiko Hernández, ya lo sabían, pero la mayoría se ha enterado en directo. Así han reaccionado.

La colaboradora ha explicado que sentía muchísimos dolores en la última emisión de ‘La última cena’. «Me dolía muchísimo la espalda. Hablé con María Teresa Campos para hacerme una resonancia. Pensé que tenía un pinzamiento en la espalda. El diagnóstico es que tengo un tumor, un cáncer de pulmón. Ese es el diagnóstico. Me lo van a tratar. Está localizado, no se le puede pegar un tiro porque hay ramificaciones que no están muy controladas y hay que hace sesiones de radioterapia y quimioterapia. Empiezo la semana que viene la quimio. No lo he contado porque necesitaba hablar antes con mi hija. No se lo podría contar hasta que mi médico me dijera qué nombre tenía y qué tratamiento iba a hacer. He pasado mucho miedo. Tengo miedo a morir», decía, con la voz rota en llanto. 

Jorge Javier: «Tenemos que estar todos muy arriba»

El primero en manifestar su pena ante el proceso que emprenderá la andaluza ha sido Jorge Javier Vázquez, compañero y amigo de la colaboradora. «Es una noticia muy triste, pero ahora tenemos que estar todos muy arriba».

Kiko Hernández: «Voy a estar contigo hasta que se me acaben las fuerzas»

Kiko Hernández, uno de sus mejores amigos, ha hablado con sus compañeros y con la propia Mila a través de videollamada. «Lo sabía y me ha costado mucho… En estos momentos es cuando hay que quitarle importancia al asunto», decía. Cuando Mila le dio la noticia, «era ella la que terminaba dándome ánimos a mí». El madrileño lanzaba un mensaje a su compañera: «Mila, en este viaje yo te agarro la mano muy fuerte y no te la suelto. Tu sello es que eres una mujer valiente y tienes mucho coraje. Ahora te puedes permitir gritar, llorar, dar un golpe en la mesa, coger el teléfono a las cuatro de la mañana si quieres porque vamos a estar tus amigos. Voy a estar contigo hasta que se me acaben las fuerzas. Tenemos que matar al puto bicho este. Te adoro».

Lydia, rota de dolor

Lydia Lozano, por su parte, no ha podido reprimir las lágrimas. Y es que la madrileña se ha enfrentado duramente con Mila hace apenas unos días. Durante la emisión de ‘La última cena’, la ex de Manolo Santana acusaba a Lydia de hacer cualquier cosa con tal de ofrecer espectáculo en televisión. «Soy muy pasional, muy vehemente, muy incómoda, pero estoy muy lejos de esto. Yo no vivo esto. Esto no son mis branquias. Yo no soy una mujer tan cósmica como mi compañera Lydia Lozano. Creo que es un personaje importantísimo y una colaboradora fundamental. Yo cuando termino el trabajo, cuando termino el programa, después de un confinamiento muy duro, en el que ha habido gente que ha perdido a su familia, yo me quito el traje de faena. Y ya no existe más el programa, porque si no nos volvemos absolutamente locas. Creo en ese sentido que Lydia debería descansar un poco más», espetaba la andaluza. Sus palabras provocaron la indignación de la periodista, quien mantiene una relación de idas y venidas con sus compañeras. Una semana después de su pelea enterraron el hacha de guerra. Esta tarde, la madrileña ha lamentado que su colega tenga que atravesar esta dura enfermedad. «A mí me tienes para lo que quieras», apuntaba.

«Llevo tres meses con medicación»

Curiosamente, cuando se produjo la reconciliación entre Lydia y Mila, ésta revelaba que no se encontraba en su mejor momento. «Llevo tres meses con una medicación con la que no puedo ni tomarme una copa de vino«, confesaba. «Creo que no hay que traspasar la línea y le pido perdón a Lydia. No estamos pasando por un momento en el que tengamos que arremeter la una con la otra».