La ceremonia, que ha sido íntima, ha contado con diversos rostros conocidos como Raquel Perera y Raquel Rodríguez.


Un año después de que naciera la benjamina de la familia, Elena Tablada y Javier Ungría han bautizado a su hija Camila. La orgullosa mamá llegaba a la ceremonia con su bebé, ambas vestidas de blanco y junto a su primogénita, Ella, fruto de su relación con David Bisbal. La ceremonia, que ha sido íntima, ha tenido lugar en la parroquia Nuestra Señora de La Moraleja y ha contado con diversos rostros conocidos como Raquel Perera y Raquel Rodríguez.

Gtres

El matrimonio posaba amablemente ante los reporteros gráficos que se han congregado en las inmediaciones de la iglesia. Lo hacía con su bebé en brazos y felices de celebrar un día importante. La ceremonia bautismal ha reunido a sus respectivas familias, entre los distintos miembros, no faltaba la madre de Elena Tablada y su hermana, Naele. Esta última acudía junto a su marido, Adrián Chamorro, y su hijo Oliver.

La protagonista de la jornada, Camilla, llevaba para la ocasión un coqueto vestido blanco, zapatitos de esparto y una corona floral. Mientras que la diseñadora ha elegido un vestido corte ‘midi’ con una destacada apertura en la espalda, sandalias ‘nude’ y la obligatoria mascarilla a conjunto con su estilismo. Por su parte, el empresario llevaba un pantalón camel, americana azul marina y camisa azul.

Gtres

Entre los rostros conocidos, no ha faltado Raquel Perera, buena amiga de la diseñadora. La ex de Alejandro Sanz elegía para la ocasión una levita de topos en rosa empolvado y vestido de cuello redondo blanco. Como complementos un clutch en tonos coral. Mientras que Raquel Rodríguez también acudía en solitaria a la ceremonia con un diseño ‘print animal’ en blanco y negro.

Gtres

Una vez celebrado el ritual de las aguas bautismales se ha producido una foto de grupo en el interior del templo. Para la misma, los padres de la pequeña junto a los distintos invitados posaban sin la obligatoria mascarilla. Elena Tablada se ha dejaba ver disfrutando de la jornada y ejerciendo de anfitriona, feliz de haber reunido a los suyos en esta ceremonia. 

«Un añito! Lo conseguimos!»

El bautizo ha coincidido con el primer cumpleaños de Camila Ungría. La pequeña soplaba su primera vela hace tan solo tres días, el pasado 21 de abril. «Un añito! Lo conseguimos! Tú por todo lo que has logrado en tan solo 365 días, has aprendido a ver en la distancia, pasaste de no poder sostener tu cabeza a casi caminar, tu cerebro es un 60% del tamaño de un adulto ya, pasaste de no tomar más que leche a comer tu solita y muchas cosas más que hacen que hayas crecido en un año más de lo que crecerás el resto de tu vida», eran las emotivas palabras que le dedicaba por la fecha su orgullosa mamá.