El clan Matamoros parece haber cogido gusto a eso de los retoques estéticos y ya hay quien habla de que se han pasado de la línea roja. Carla Barber habla sobre esta supuesta adicción a la estética de la familia de su novio, así como valora el nuevo derrière de Diego Matamoros


Los retoques estéticos a los que se ha sometido la familia Matamoros siempre han llamado mucho la atención del público, pero nada comparado desde que Carla Barber entrase en sus vidas. La relación de la médico esteticista con Diego Matamoros les ha abierto las puertas a un amplio abanico de tratamientos estéticos de los que están dando buena cuenta, aunque bien es cierto que el hijo del colaborador de ‘Sálvame’ también se ha puesto en otras manos profesionales para continuar, lo que él mismo llama, su “remodelación corporal”. El último retoque de Diego Matamoros ha reparado en sus glúteos, los cuales habían perdido la firmeza de antaño, según él, por culpa de la inactividad durante la cuarentena. ¿Qué opina Carla Barber sobre el nuevo derrière de su chico?

La esteticista no solo habla sobre el nuevo trasero de su novio, sino también se atreve a valorar sin problema alguno la supuesta adicción del clan Matamoros a las intervenciones estéticas. Un punto, claro está, que ella defiende a capa y espada, al haber fundamentado su vida y su fortuna en la belleza y la posibilidad de mejorarla a golpe de bisturí, pinchazos y tratamientos. Algunos de ellos que han provocado que su novio y su familia caigan rendidos ante los cantos de sirena de una nueva vuelta de tuerca a su físico. Así habla Carla Barber de los últimos retoques de Diego Matamoros, de la pasión de su suegro, Kiko Matamoros, por esta práctica y qué es realmente lo que les ha hecho ella en su clínica. Vea el vídeo de ‘Europa Press’: