Con paso decidido, rostro cansado y un mensaje en su sudadera que no hace honor a su rostro. Así está viviendo Víctor Sandoval sus primeros días en Madrid. Tras ocho años reclutado en Sitges, el colaborador televisivo vuelve a la capital española para convertirla en su hogar. Un cambio de vida radical que no comenzó de la mejor manera. Tal y como declaró el propio presentador, el barrio y la casa que había escogido para comenzar su nueva vida no era un lugar agradable para vivir.

“Es un apartamento de estudiantes. ¡Parece un agujero! ¡No estoy nada contento, me siento mal!”, decía Victor hace dos semanas. Pero ¿Ha conseguido el tertuliano hacer de su casa un hogar? ¿Se ha adaptado al bullicio de la gran ciudad?

La Revista Semana tiene las respuestas. Este digital ha conseguido las primeras imágenes de Víctor Sandoval tras su cambio existencial. El presentador y su perrito Nou han tenido que cambiar las playas de la costa catalana por el asfalto del centro de Madrid, una metamorfosis que a juzgar por la expresión de su rostro no es del todo de su agrado. Sandoval camina por su nuevo barrio con su mascota mientras habla por teléfono. Los coches, los vecinos del barrio, y el día gris no ayudan a que Víctor pueda transmitir felicidad en su gesto.

Cambio existencial

Desde hace más de dos décadas el colaborador de Sálvame no vivía en Madrid y sus miedos por adentrarse en la algarabía del barrio de Chamberí eran su mayor preocupación. Ahora sabemos que Víctor ha conseguido dar ese importante paso y lo ha hecho pese a todas las complicadas circunstancias que rodeaban su vuelta.

Sin embargo y a diferencia de las imágenes, Víctor ha publicado una instantánea en Instagram donde se enorgullece de su nuevo cambio. “De noche o de día, me encanta mi nuevo barrio. Nou se siente muy cómodo en su nueva casa… y yo también. Buenas noches”, escribía el tertuliano en Instagram.