Una vez más, la de Almería ha sido la acompañante perfecta para el Maestro de Chiva, quien salió por la puerta grande del coliseo de la ciudad francesa.


Después de varios días de silencio (en redes sociales), la pareja del momento, Enrique Ponce y Ana Soria, ha vuelto a dar señales, aunque de una manera discreta. Este fin de semana, el diestro tenía una cita en los ruedos en Nimes, una fecha muy señalada en su agenda y que la joven almeriense no ha querido perderse.

Una vez más, la futura abogada ha sido la acompañante perfecta para el Maestro de Chiva, quien salió por la puerta grande del coliseo de la ciudad francesa. Para celebrar su éxito, los felices tortolitos pasearon su amor por la pequeña localidad del sur de Francia y hemos podido ser testigos de que a pesar del huracán mediático en el que se han visto envueltos en los últimos meses, la pareja está más feliz que nunca.

Instantes antes de que comenzara la cita taurina, Ana Soria compartía una historia en su cuenta de Instagram en la que aparecía parte de la fachada del Coliseo de Nimes, el lugar en donde se celebraba la faena, para dejar constancia de que se encontraba en la ciudad francesa junto a su chico.

Tras salir airoso de los ruedos, la pareja ha aprovechado el fin de semana para hacer una escapada romántica por la ciudad francesa y así pasear su amor por todas las calles y bonitos rincones de la misma. Así, hemos podido ver a unos felices Enrique y Ana , con su mascarilla obligatoria correspondiente, y de lo más cómplices.

Apuran sus últimos días de verano

Con un look de lo más casual, Enrique Ponce y Ana Soria han exprimido al máximo sus vacaciones de verano. Durante este tiempo, tal y como el propio diestro indicó a SEMANA, no iban a esconder su amor. Y así ha sido. Prueba de ello son las innumerables ocasiones en las que hemos podido ver a la pareja junta, demostrando así lo mucho que se quieren.

A pesar de que parecía que la joven almeriense de 22 años no iba a seguir acompañando a su chico a los ruedos, puesto que en las anteriores citas ha preferido apoyarle desde la distancia, lo cierto que en esta vez han encontrado la ocasión perfecta para disfrutar del mayor tiempo posible en pareja y así apurar los últimos días de verano. La estudiante de Derecho y el torero no han desperdiciado un segundo del tiempo que pasan uno al lado del otro en su primer verano juntos y no han parado de disfrutar de paseos en alta mar a bordo de un barco.

Sin embargo, no todo es oro lo que reluce, ya que se encuentra en pleno proceso de divorcio de Paloma Cuevas.Tal y como desvela SEMANA, la expareja ha acercado posturas y ha contratado un abogado común para que lo tramite. Hay condiciones, pero evitarán cualquier batalla judicial por la custodia y el patrimonio.