Este miércoles una gran afonía obligaba a la presentadora de televisión a abandonar el plató de su programa. Ahora ha sido sustituida por Patricia Pardo, que ha contado qué le pasa a Ana Rosa Quintana.


Ana Rosa Quintana se convertía este pasado miércoles en la protagonista del día después de que tuviera que abandonar por sorpresa el plató de su programa. Y es que empezaba el día mostrando una gran afonía al hablar, que a medida que pasaba el día iba empeorando. Eso le llevó a tener que abandonar el plató para irse a casa y recuperarse. Era Ana Terradillos la que la sustituía en lo que quedaba de emisión.

Pues bien, parece que Ana Rosa Quintana continúa este jueves con malestar, ya que ha sido su compañera Patricia Pardo la encargada de sustituirla. Aunque llevaba en casa desde que empezara la cuarentena -desde donde hacía las conexiones con su programa-, Patricia ha tenido que volver a las inmediacionesde Mediaset para cumplir con este reto.

«Les extrañará a ustedes que yo esté aquí después de 44 días. Como saben, yo estaba en mi casa por si en algún momento a Ana Rosa le pasaba algo. Esto ha ocurrido, pero quiero aclararles que está perfectamente. Ayer ya explicó en sus redes sociales que tiene faringitis, pero ella es muy fuerte y mañana o el lunes volverá. Voy a serles sincera, estoy muy contenta de estar aquí pero me hubiese encantado que las circunstancias fuesen diferentes y Ana estuviese en su sitio y yo a su lado. Ana, estoy deseando de estar contigo aquí. Ten un poco de piedad porque vengo desentrenada», decía Patricia Pardo nada más comenzar con le emisión de ‘El programa de AR’.

Ana Rosa Quintana tenía que dar señales de vida en su Twitter para tranquilizar a sus seguidores: «Gracias a todos los que os habéis preocupado. Es una simple faringitis, por lo demás me encuentro estupendamente. Espero estar pasado mañana en directo», declaraba con la esperanza de poder volver al plató en pocos días.

Nada más empezar el programa, Ana Rosa explicaba a sus colaboradores y a toda la audiencia el motivo de su afonía: «Tengo alergia como cada año, pero soy un desastre y todavía no he empezado a tomarme los antihistamínicos… lo haré hoy», decía como inciso. Sin embargo, la cosa fue empeorando a medida que pasaban los minutos de emisión y tenía que irse a casa antes de que acabara el programa.

Tal era su dificultad para hablar que, sin casi previo aviso, abandonaba el espacio hora y media antes de que llegara a su fin, poniendo al frente a la periodista Ana Terradillos. Ella iba a ser su sustituta y la que iba a capitanear ‘El programa de Ana Rosa’ en este contratiempo y así lo comunicaba ella misma.

«Lo siento, pero tengo que irme», explicaba. Trataba de restar importancia a lo sucedido, dada la situación del país, recalcando que no tenía nada que ver con el coronavirus. Ante los innumerables comentarios al respecto, la revista SEMANA puso en contacto con su equipo de prensa para conocer la situación.

Nos confirman que durante la emisión del programa la dirección decidía que Ana Rosa Quintana se marchara a casa para descansar la voz y así poder continuar con normalidad el resto de la semana. Forzarla tan solo iba a empeorar la situación, por lo que debe cuidarse durante algunas horas.

El reposo debe ser máximo, pues la alergia afecta a las cuerdas vocales y Ana Rosa ahora debe reposar. «Tratará de hablar muy poco e intentará no atender llamadas», declaran a este medio. Estas palabras reflejan que la periodista es una profesional y que una vez más estará al filo de la noticia.

Finalmente ha sido Patricia Pardo la que sustituye a Ana Rosa Quintana durante los días que la presentadora tenga que permanecer en casa. Hay que recordar que la dirección del programa había decidido que Patricia se quedara en casa por si a Ana Rosa le ocurría algo que le obligara a encontrar un sustituto. Y esto es lo que finalmente ha pasado.

Patricia Pardo, de casa al plató

Días después de que la productora tomara la decisión de mandarla a casa, Ana Rosa conectó en directo con Patricia. Le preguntó cómo llevaba no poder estar en la redacción, dada la actualidad informativa. «Estoy desesperada y con ganas de volver. No quiero que lo pilles tú, pero quiero regresar ya», decía con una media sonrisa.

Desde que se decretara el Estado de alarma, Patricia estaba confinada en casa junto a su marido y sus dos pequeñas. Estaba deseando volver a la rueda «que todo vuelva a empezar, que todo vuelva a girar, que todo venga de #CERO». «En sus redes también puntualizaba cuál era su verdadero estado: «No estoy en cuarentena. Se trata de un retén preventivo de teletrabajo. TODOS estamos sanos, pero en casa», explicó en su Instagram. Ahora la situación ha cambiado y ha tenido que volver al plató. Se desconoce por ahora durante cuánto tiempo.

Patricia Pardo