Maluma no ha tenido escrúpulos al citar a miles de fans en un mismo sitio para que le jaleen y así promocionar su disco. Se olvida de que hay pandemia, que el coronavirus está costando miles de vidas y encima se queja de que la policía le impidió hacerse fotos con todos y cada uno de sus fans convocados. Vea el vídeo


En tiempos de pandemia del coronavirus, hay actividades que hemos tenido que dejar a un lado por el bien común y es que salvar vidas debe primar en todas y cada una de nuestras decisiones. Eso también incluye a las personas que, tradicionalmente, consideran que están por encima del bien y del mal. Saltarse las restricciones planteadas por las autoridades sanitarias y políticas en todo el mundo para frenar el imparable avance del virus es de obligatorio cumplimiento, incluso también para Maluma. El cantante ha demostrado que ha primado por encima de la salud de sus fans, de sus familias y del resto de ciudadanos la promoción de su nuevo disco. Algo que le está granjeando duras críticas pero, como también sucede en España con muchos famosos que se saltan las normas, ninguna sanción administrativa.

Vídeo: Instagram

Maluma no tiene escrúpulos a la hora de promocionar su disco y amasar más y más millones en su cuenta corriente. Para vender más con las ventas de ‘7 Días’, el cantante colombiano llegó incluso a hacer ver a todo el mundo que iba a ser padre, lo que supuso todo un revuelo. Una mentira piadosa que se queda en anécdota, pero que no sucede lo mismo con lo que hizo a principios de semana, cuando convocó a un millar de personas en Miami para que le jaleasen y le recordasen lo guapo que es. Un evento ilegal en el que tuvo que mediar la policía, dado que en plena pandemia estas aglomeraciones multitudinarias no solo se desaconsejan, sino que son declaradas ilegales -aunque sin sanciones-.

Maluma incitó a sus fans a acudir a una galería de arte a través de sus redes sociales. La propuesta era clara y les citaba en la ciudad de Wynwood de Miami para que pudiesen admirarle mientras pasaba con su cochazo. Como cabría esperar en cualquier mente pensante, la convocatoria fue un éxito y la policía cifró la multitud en más de mil personas que, por supuesto, lo tuvieron imposible para mantener la distancia de seguridad. La policía desalojó el edificio ante el peligro sanitario que suponía para todos. Bueno, menos para Maluma, que desde la seguridad de su coche no se bajó para compartir virus con sus irresponsables fans.

Lejos de pedir perdón, Maluma tan solo se ha quejado de que la policía intervino para aguarle la fiesta y no poder hacerse fotos con todos y cada uno de sus fans, como así prometía hacer para promocionar su nuevo disco: “Gracias a todos los que fueron, por lástima porque había mucha gente cerraron y no pude hacerme fotos con todos. La policía no nos dejó y tuvimos que irnos del sitio, tuvimos que salir corriendo”.

Vean el vídeo y valorad si esta aglomeración está justificada y si Maluma hizo bien al convocar a mil personas en un mismo sitio solo para dejarse admirar y aumentar los ingresos con la venta de su disco. Quizá debería promocionar este nuevo trabajo en la unidad de cuidados intensivos donde miles de personas de todo el mundo luchan por su vida, quizá por culpa por irresponsables como él.