Adele se ha convertido en noticia viral por cómo ha bailado en una boda. La elegancia quedó por los suelos, pero supo llevar la fiesta a lo más alto con su perreo. ¡Vea el vídeo que se ha hecho viral!


Adele se ha convertido en toda una sensación en las redes sociales y no precisamente por hacer alarde de su portentosa voz. Esta vez, su música ha quedado relegada a un segundo plano y el protagonismo que ha alcanzado como todo un fenómeno viral a la cantante se debe a sus bailes, al más puro estilo perreo con tweerking incluido, durante una fiesta en la que estaba presente su nuevo novio, Rich Paul, un agente deportivo millonario y fundador y director ejecutivo de Klutch Sports Group, agencia que se esconde detrás del éxito de Lebron James y otros nombres importantes de la NBA. Y es que el mismo día que presentó a su nuevo amor oficialmente en las redes sociales, la artista ha sido noticia no tanto por cómo canta, por su físico o por la situación de su corazón, sino simplemente por sus sensuales y exagerados bailes en la pista de baile.

La cantante Adele se encontraba celebrando el amor, aunque no fuese el suyo. El baile que se ha hecho viral en las redes sociales se produjo en una boda, concretamente en la del jugador de los Lakers Anthony Davis, que tuvo lugar este pasado fin de semana. La artista lo dio todo en la fiesta póstuma a la boda y es que demostró que si es capaz de acariciar el alma con su voz, también es hábil a la hora de levantar a todos de sus asientos con sus sensuales movimientos de caderas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Adele (@adele)

El mundo de la moda aplaudía la elegancia de Adele al acudir al enlace con un acertado diseño de Schiaparelli. Se trataba de un vestido tipo columna en crepé de lana negra y mangas de roseta de seda blanca que ha enamorado a las expertas. Pero otros han condenado en las redes sociales que tanta elegancia quedó por los suelos al ver su actitud a la hora de bailar los temazos que sonaban durante la fiesta póstuma a la boda. Quizá el perreo no haya sido la mejor opción para bailar en una ceremonia, pero viendo lo bien que se lo pasa Adele en el intento y lo bien que se le da esto del tweerking, ¿qué importa si iba vestida con un look valorado en miles de euros? ¡Vea el vídeo!