Carmen Lomana se convierte en todo un fenómeno en las redes sociales, pero no para bien, sino por las críticas a su abrigo de piel y por decir que ella es "ecológica" al no usar prendas de ropa sintética y tan solo piel natural. Las redes se le han echado encima


Carmen Lomana ha vuelto a ser protagonista de la polémica y, gracias a ello, uno de los temas más comentados de las redes sociales, convirtiéndola en Trending Topic en Twitter en tan solo unas horas. En esta ocasión, la socialité está en boca de todos por su nuevo abrigo de piel, el cual no es del agrado de la gran mayoría, pero no por una cuestión de estilo, sino de sensibilidad y respeto animal, algo que ella no termina de entender del todo.

Y es que lo que más ha molestado a los usuarios de las redes sociales no es que Carmen Lomana vista con pieles, una opción que hace una década era moda y ahora parece ser pecado. Lo que más ha avivado este debate han sido las palabras que ella misma ha escrito como acompañamiento a su polémica foto, asegurando que “la piel natural es ecológica”, en la que posa sonriente en el portal de su casa presumiendo de estilismo poco animalista.

“Hay que empezar el año sin perder las buenas costumbres. Hoy toco la típica foto de escalera que os gusta. Hace frío y estreno un precioso abrigo que me ha enviado @nomadideluxe de piel natural, porque soy ecológica. No debemos ponernos sintéticos que contaminan muchísimo y no son biodegradables”, decía con tranquilidad Carmen Lomana, quizá sin advertir que por sus palabras se le echarían encima sus seguidores, que subrayan muy fervientemente que “estás vistiéndote con piel del cadáver de un animal y encima te atajas haciéndote la ecológica” o que si “respetara la naturaleza no te vestirías con animales muertos”, por citar tan solo alguno de los más de 800 mensajes que ha recibido su polémica foto.

Carmen Lomana ha escarmentado y ha optado por no avivar el debate, por lo que no ha respondido a los cientos de mensajes críticos. Sabe que las críticas son feroces y saldrá perdiendo en esta batalla, porque la sociedad parece estar concienciada cada vez más en el respeto a los animales y la naturaleza en general. Quizá sea cierto que la piel natural contamina menos, pese a que su preparación y confección no está libre de contaminantes, en comparación con la ropa sintética, pero de ahí a afirmar que se es ecológico al optar por ellos…