La modelo podría haber tomado la decisión de cambiar de estrategia en las redes sociales para no volver a ser protagonista de una de las polémicas del momento.


Jessica Bueno siempre se ha decantado por mostrar en las redes sociales solo aquello que ella considera relevante y respetando la intimidad de los suyos. No es para nada de mostrar su día a día, y las publicaciones que hace públicas, están estudiadas al milímetro. Además, tiene especial cuidado en mostrar a sus hijos, Francisco, fruto de su relación con Kiko Rivera, y Jota Peleteiro, fruto de su relación con el futbolista que tiene el mismo nombre. De hecho, siempre que los saca, oculta sus caras.

Hace unos días, la modelo sevillana hacía una excepción y se atrevía a compartir con todos sus seguidores todos los detalles de la celebración del bautizo de su hijo Jota, y el bautizo y la Primera Comunión de su hijo Fran. Como no podía ser de otra manera, asistieron a este evento Kiko Rivera, su mujer, Irene Rosales, y sus dos hijas, Carlota y Ana. Y la primera vez que comparte numerosas imágenes de un evento de esta calibre así como toda la información del mismo, ha hecho que se le vuelva en su contra.

La polémica que ha desatado esta celebración familiar en los medios de comunicación no solo ha hecho que Jessica Bueno se encuentre muy enfadada por todo lo que se está diciendo, sino que además le podría haber llevado a tomar la decisión de cambiar de estrategia en las redes sociales. Ella misma estallaba y aseguraba que siempre había preferido mantenerse al margen de las polémicas en las que se ha visto envuelta.

Jessica Bueno se encuentra muy enfadada con toda la polémica

© Redes sociales.

Siempre ha sido muy discreta con su vida personal y ha tenido especial cuidado con el tipo de publicaciones que ha compartido en las redes sociales. Ahora que ha dado el paso de enseñar más aspectos de su vida personal, parece haberle salido el tiro por la culata. Jessica Bueno lleva unos días desaparecida de las redes sociales tras dar explicaciones en su perfil de Instagram y parece que a partir de ahora no mostrará ciertas cosas de su vida, haciendo pública solo una mínima parte de su vida, porque podría no merecerle la pena ciertos disgustos.

Lo último que compartió en sus redes sociales fue una explicación tajante para aclarar todo lo que se estaba diciendo sobre la Primea Comunión de su hijo. A la modelo le parece «lamentable» que se utilice una situación como la Comunión de su pequeño «para inventar y hacer daño cuando ella se ha actuado desde el corazón”.

Este pasado jueves, días después de que estallara la polémica, la modelo volvía a utilizar las redes para compartir el desayuno que ha tomado en su casa de Los Morales, en Sevilla, donde espera a que su hijo Alejandro llegue al mundo. Haciendo gala de lo que podría llevar a cabo a partir de ahora, Jessica Bueno ha compartido esta tímida publicación, que podría haber sido publicada para actualizar su perfil, nada más.

La modelo reaparecía con una tímida publicación este pasado jueves

© Redes sociales.

Las palabras de Kiko Rivera han sido muy reveladoras

Hace apenas unas horas, Kiko Rivera rompía su silencio tras el disgusto que hizo público Anabel Pantoja al no ser invitada a la Comunión del hijo del dj y Jessica Bueno. La colaboradora de ‘Sálvame’ desvelaba que le hubiera gustado haber sido invitada. «No entiendo por qué no pude ir», se lamentaba la colaboradora, entre sollozos. Y es que en un principio ella iba a ser la madrina de la ceremonia, pero finalmente este papel lo desempeñó alguien cercano a Jessica. Sus lágrimas han provocado que su primo llamase en directo al programa para intentar tranquilizarla

Kiko Rivera entraba en directo para consolarla, dejando claras las diferencias que hay entre ella y la modelo: «Tú ya sabes la situación que hay, sabes que yo llevo ocho años aceptando una serie de cosas que he decidido aceptar por el bien de mi hijo porque yo no pienso en mí, pienso en mi hijo”, decía Kiko, que añadía: “¿Que no estoy conforme con algunas cosas? Claro que no, pero nosotros somos así y yo no voy a buscar ningún problema con la madre de mi hijo, no por mí ni por ella, sino por la felicidad de mi hijo, que se merece ser feliz y no vivir cosas feas. Ya le haremos su fiesta con su familia paterna y su abuela también estará invitada», decía. 

Aseguraba que invitó a quienes tienen «trato directo» con su hijo

© Redes sociales.

«He organizado una fiesta en mi casa donde hemos sido los únicos responsables en todos los aspectos. Y por respeto y amor a mi hijo han estado las personas que creía convenientes y que tienen trato directo con él», insiste en su misiva. «Por supuesto no podía faltar su padre, su esposa y sus hermanas. Creo que estoy en el derecho de invitarles solo a ellos ya que son los principales en la vida de mi hijo y no he querido entrar en temas personales que no me incumben invitando a otras personas de su familia”.

Jessica Bueno recordaba que «uno de los regalos de comunión era el de otra celebración en Sevilla con su familia paterna, cosa que creo lógico, dado que esta la hice pensando en mis dos hijos. Yo no tengo nada que ver con quién ha asistido y quién ha sido el padrino”. Asimismo, hacía una petición: «Mi única responsabilidad en ese aspecto era la de elegir una madrina. Por favor, pido respeto hacia mi familia y hacia mi hijo».