Hablamos con el artífice de la última imagen de Paloma Cuevas con la que ella misma ha definido cómo se encuentra ante esta nueva etapa sentimental.


La separación de Paloma Cuevas y Enrique Ponce lejos de poner fin a su historia y dar carpetazo a una vida en común, no deja de generar interés en la palestra mediática. Después de que SEMANA revelara en exclusiva que el torero y su esposa habían iniciado los trámites de divorcio, la aparición en escena de Ana Soria, la joven de 22 años que ha conquistado el corazón del diestro, rompió la cordialidad entre ellos. Aseguran algunas fuentes de su entorno a este medio que entre Enrique y Paloma hay falta de entendimiento, ya que Cuevas está muy preocupada «por la continua exposición de Enrique con Ana». Por este motivo, cobraba mucho más sentido la imagen que ella misma publicó en sus redes sociales esta semana para definir la nueva etapa a la que se enfrenta tras romper sentimentalmente con el padre de sus dos hijas, Bianca y Paloma. «Cuando eres madre descubres nuevamente la vida a través de los ojos de tus hijos… Tu corazón se sincroniza con el de ellos y el horizonte se expande para dar cabida a tanto amor», escribió. Junto a estas palabras nombró al artífice de este retrato que tan aplaudido ha sido por sus seguidores, Jacinto Alcón, con quien ha charlado SEMANA en exclusiva.

Paloma Cuevas se mostró muy agradecida con este artista que ha dibujado a infinidad de toreros, quien, además de haberle hecho un regalo tan especial en un momento tan trascendental para ella, puede presumir de tener una excelente relación con ella, pues son amigos desde la infancia. «La idea era hacer una foto, pero a ella le gustó el boceto y decidió subirlo. Me pareció bonito dibujarla mirando al horizonte junto a sus dos hijas. El mensaje era que debía de tirar para adelante, refleja su momento actual», comienza diciendo Jacinto muy amablemente a esta revista. Su amistad es tan férrea debido a que los progenitores de ambos estaban vinculados de algún u otro modo a la tauromaquia. «Somos muy amigos. La conozco desde que tenía 14 años…Sus padres eran íntimos de los míos, trabajaban de lo mismo, en el mundo del toro», comenta el talentoso pintor.

A pesar de que hay quien ha considerado que sus palabras eran un zasca hacia su ex, su amigo Jacinto quiere dejar claro que en absoluto ese ha sido el objetivo de esta reflexiva pieza. «No se lo he dado en persona, pero cuando lo recibió me dijo que le encantaba. Ella no quería responder a nadie…Ella quiere a sus hijas con locura y esto es un mensaje positivo», apunta este pintor extremeño. Insiste en ello y aprovecha para definir a Paloma Cuevas, quien tras su matrimonio fallido no está pasando por un buen momento. «Le gustó mucho porque es un dibujo que dice mucho. Es muy tranquilizante como es ella. Paloma es una mujer extraordinaria, una madre extraordinaria, una hermana extraordinaria y una hija extraordinaria. Es una bellísima persona«, dice el artista con mucho cariño hacia ella.

enrique ponce paloma cuevas

Si bien Jacinto confirma que Paloma está viviendo un proceso complicado, él tiene claro cuál es la actitud que, a sus ojos, Cuevas debería de tomar después de separarse del que ha sido su marido durante más de 25 años. «Es la primera vez que la pinto. No es contestar a nadie, es una cosa bonita…Yo comprendo, pero hay que mirar para adelante con categoría», desliza. Un presente que a ella le erizó la piel y que no dudó en mostrar a todos y cada uno de sus seguidores para expresar cómo se siente actualmente.