Aurah Ruiz se ha sometido a un aumento de glúteos y ella misma ha enseñado el resultado final en su canal de Mtmad tras cuatro horas de intervención.


Aurah Ruiz se ha sometido a un nuevo retoque estético. La canaria llevaba tiempo queriendo realizarse una liposucción, sin embargo, un contratiempo evitó que pasara por quirófano. Aunque no todos los miembros de su familia apoyaban esta decisión, la empresaria se ha lanzado y se ha sometido a esta intervención cuya duración fue de más de cuatro horas. El objetivo era quitarse la grasa de ‘las cartucheras’ y ponérselo en sus glúteos, un deseo que se ha hecho realidad. «Tengo una buena noticia, y es que han conseguido sacar suficiente como para poder ponérmela atrás», ha dicho la joven junto a Jesé Rodríguez, quien está ejerciendo de enfermero tras salir del hospital.

Aurah Ruiz
MTMAD

Tanto el jugador de fútbol como la madre de Aurah se han grabado para MTMAD, donde el canario, por cierto, ha dejado claro que cree que su pareja no debería de hacerse ningún cambio más. «Dice que no me tengo que operar y me ha prohibido hacerme otro tipo de operación. Yo le dije que me quería hacer otra cosa y él me ha dicho que no», ha aclarado Aurah. Considera que no lo necesita y que debe quedarse como está, pues para él la madre de su hijo está «perfecta tal cual». No es fácil para Aurah aceptarse, según ella misma, y eso le ha llevado a ponerse en manos de expertos estéticos en más de una ocasión. «Yo me veo obsesivamente una chicha, pero él me ha dicho que lo perfecto no se toca porque se hace imperfecto», ha añadido.

El objetivo del aumento de glúteos es armonizar el contorno y no solo maximizar el tamaño. Por ello, es muy importante contar con un peso adecuado y estable y es que si tienes sobrepeso será mucho más difícil saber cómo te quedará. La idea es mantener la naturalidad e intentar conseguir que el resultado no sea artificial, sin embargo, todavía es una incógnita cómo le quedará finalmente a Aurah su glúteo.

Aurah Ruiz
MTMAD

Actualmente la concursante de ‘GH VIP’ debe llevar una faja de comprensión y dormir boca abajo, una recuperación que es tediosa, por lo que debe tener una infinita paciencia. Poco después de salir de quirófano se ha enfundado en una prenda que deberá llevar consigo durante un mes, eso sí, no podrá ver el resultado definitivo hasta seis meses después de la intervención. El objetivo es minimizar la hinchazón, disminuir el malestar y ayudar a la piel que se está dando de sí, pero ¿cuándo puede volver al trabajo? Según explican los médicos, de momento, no podrá realizar actividades de alto impacto y deberá retomar muy poco a poco su vida.