Ocho meses después de la muerte de su madre, Mila Ximénez, y apenas dos después de la muerte de su padre, Manolo Santana-, Alba Santana ha roto su silencio para aclarar algunos puntos sobre su vida. Lo ha hecho en ‘Sálvame‘, donde ha hablado con Jorge Javier Vázquez del complicado duelo al que hace frente tras haber perdido a sus padres con apenas cinco meses de diferencia. Un durísimo varapalo del que aún no ha logrado sobreponerse. No esconde que está viviendo días de un profundo dolor.

«Dentro de las circunstancias, estoy mal. No estoy bien y espero que tras hablar con vosotros pueda estar un poco mejor», arrancaba diciendo en su entrevista con el presentador. «Desde que nací he salido una persona que he salido en la prensa por los padres que he tenido y he intentado ser amable y tener una buena relación con la prensa durante todos estos años. Llevo 15 años viviendo en Holanda y en estos 15 años se me ha dejado vivir aquí con una cierta intimidad, sobre todo para mis hijos que no tienen que estar en este mundo. Desafortunadamente, en las últimas semanas ha venido prensa a Holanda a intentar seguirme y me crea mucha ansiedad«, continuaba.

Alba Santana ha negado que su madre le dejara una herencia de 3 millones de euros

«La semana pasada me encuentro con una portada», proseguía. «No es verdad que mi padre me desherede ni es verdad que mi madre me deje esa cantidad de dinero. Tengo la impresión de que la semana que viene puede ser otra cosa, o dentro de dos meses otra. No para de llamarme gente a mi teléfono que no sé quiénes son ni cómo han conseguido mi número, gente que quiere para saber cómo estoy. Quiero decir públicamente que no tengo ninguna intención de hacer ninguna declaración para ninguna revista ni ningún medio. Simplemente quiero estar bien para mi familia, para mi marido y para mis hijos. Esto se me ha ido de las manos y no sé cómo gestionarlo. Os llamo para pediros ayuda. Necesito que me dejen tranquila. Necesito que se me deje en un poquito paz dentro de la intimidad que siempre he intentado tener y que me gustaría conservar».

Alba ha negado de manera tajante haber recibido una herencia millonaria de su madre. Ha dicho que no es cierto. Asimismo, ha dejado claro que «no me gustó que dijesen que mi padre no me ha dejado nada. No me parece…». Está angustiada porque «no para de llamarme gente por teléfono que no sé quiénes son». Cansada de la presión a la que está siendo sometida, ha pedido un alto el fuego ante el aluvión de llamadas y ante la presencia de fotógrafos en la ciudad en la que vive.

GTRES
GTRES

Visiblemente nerviosa, Alba Santana ha explicado que cada vez que se habla de sus padres en los medios «me remueve mucho». Solo quiere «tranquilidad» y poder llevar una vida tranquila. Todo lo que se dice de ellos le «duele» muchísimo y le hace «muchísimo daño».

«Me cuesta aceptar que mi madre no está»

Alba ha reconocido que con su padre no tenía una relación fluida. Con su madre, en cambio, hablaba a diario. El vínculo entre ellas era muy fuerte y su ausencia se le hace insoportable: «Me cuesta aceptar que no está. La echo muchísimo de menos». La hija de Mila ha reconocido que le gusta ver imágenes de su madre: «Me pongo mucho sus audios, me gusta mucho oír su voz. Estaba tan llena de vida que me cuesta pensar que ya no está».

GTRES
GTRES

Aún está asimilando este duelo. «No me esperaba la muerte de mi padre y desde diciembre estoy peor otra vez. Lo que me gustaría es estar tranquila otra vez. Tengo una vida tranquila y alejada de todo esto y espero que me dejen seguir tranquila. Entiendo que la gente quiera saber cómo lo llevo. Estoy intentando estar lo mejor posible, pero es un proceso que me está costando. No voy a dar ninguna declaración a ninguna revista. Espero que la prensa me pueda dejar un poco tranquila para superar este duelo y superar este golpe que para mí ha sido muy duro… Si me pudiesen respetar lo agradecería muchísimo».

«Sé que queríais muchísimo a mi madre, que era más que una compañera de trabajo», ha recordado a Jorge Javier y a Kiko Hernández. «Los sentimientos los estoy intentando llevar lo mejor posible, pero en el tema de prensa no sé cómo hacerlo. Siempre he tenido la protección de mi madre y de mi padre en ese sentido y ahora sin ellos no sé cómo hacerlo sola. Llevo una semana muy agobiada y muy nerviosa y no quiero vivir así. No creo que me lo merezca tampoco», ha destacado. «Mila nos ha dejado tal vacío que nuestra vida no es la misma sin ella. Estamos menos contentos, nos falta un poquito de chispa. Creo que no porque la huella que ha dejado es única», ha lamentado el presentador. «Siempre os estaré agradecida por el cariño que le habéis dado siempre», concluía Alba. «Nos queda su recuerdo y todo lo que hemos pasado con ella», terminaba Jorge Javier.