El príncipe Alberto de Mónaco ha sido el último royal confirmado por coronavirus. Sin embargo, su estado de salud no reviste gravedad.


El coronavirus ha golpeado el principado de Mónaco. Según acaba de confirmar el Palacio Principesco, Alberto de Mónaco (62) ha dado positivo en las pruebas médicas y padece coronavirus. De hecho, se ha conocido que se sometió a este test a principios de semana, sin embargo, su estado de salud, por el momento, no reviste gravedad. Una noticia que aporta calma dada la crisis sanitaria que se está viviendo en el mundo entero. Prueba de ello que incluso continúe con sus labores profesionales y que incluso teletrabaje desde su hogar. No obstante, cabe señalar que no es el único royal que ha copado titulares por este asunto. Hace tan solo unos días se publicó que el archiduque de Austria, Carlos de Habsburgo-Lorena estaba infectado, razón por la que se encontraba en cuarentena y alejado de su familia.

Así consta en el comunicado que ha enviado la Casa Grimaldi: «Su Alteza Real el Príncipe Alberto II de Mónaco que se había sometido a principios de semana a una prueba, ha dado positivo en Covid-19. Su estado de salud no es motivo de preocupación. El príncipe soberano está recibiendo un seguimiento cercano por parte de su médico y especialistas del Hospital Center Princesa Grace (CHPG). El príncipe Alberto continúa trabajando desde la oficina de su residencia y está en contacto permanente con los miembros de su gabinete, de su gobierno, así como con sus colaboradores más cercanos. Su Alteza insta a los ciudadanos de Mónaco a respetar las medidas de contención y limitar el contacto con otros. Solo el cumplimiento riguroso de estas reglas de contención permitirá para parar la propagación del coronavirus. El Palacio del Príncipe continuará transmitiendo regularmente información sobre el estado de salud del príncipe Alberto». Sus palabras reflejan transparencia, pero sobre todo piden unidad y responsabilidad por parte de los ciudadanos. Con esta confirmación, el príncipe Alberto sí se convierte en el primer soberano europeo en padecer la enfermedad.

De quien, por el momento, se desconoce el estado de salud es de su esposa, la princesa Charlène, así como de sus mellizos, Jacques y Gabriella. Ellos probablemente se encuentren en cuarentena en la misma residencia que Alberto de Mónaco, aunque siguiendo las restricciones que marca el confinamiento para no contagiarse.

La situación en Mónaco

Hace solo unos días se fijaron las medidas que debía llevar Mónaco tras la propagación del coronavirus. Cerraron cualquier establecimiento que no fuera esencial para así reducir al máximo las consecuencias de esta pandemia, por lo que los restaurantes, cines, gimnasios y otros locales de esta índole permanecerán cerrados hasta nueva orden.

De este modo, los únicos lugares que estarán abiertos son los mismos que en España. Tiendas de alimentación, farmacias o gasolineras, entre otros. Tanto es así que fue hace tan solo unos días cuando se reveló que cancelaban ‘in extremis’ la ineludible cita del Baile de la Rosa, celebración que daba la bienvenida a la primavera en Montecarlo.

El primer caso de coronavirus llegó al Principado a finales del mes de febrero y actualmente ya supera la decena, según los datos oficiales, una cifra que dista enormemente de otros puntos del mapa mundial.