Gtres.

Primera aparición de Aiko de Japón en el balcón del Palacio Imperial para iniciar el Año del Conejo

La princesa Aiko de Japón, hija de los emperadores Naruhito y Masako, se estrena por primera vez en una de las grandes tradiciones del Año Nuevo.

Están llegando nuevos aires a la Casa Imperial de Japón. Ya hace unas semanas que anunciaron su intención de abrir un poco más su estrategia de comunicación y ya están dando los pasos hacia esa meta. Hoy los emperadores Naruhito y Masako han recuperado una tradición que llevaba tres años sin celebrarse a causa de las restricciones por la pandemia: el saludo desde el balcón del Palacio Imperial de Tokio para celebrar  el Año Nuevo con su pueblo. Y además esta edición ha contado con una novedad muy importante: ¡la presencia de la princesa Aiko!

Gtres.

A muchos les extrañará que la única hija de los emperadores de Japón haya estado al margen de este evento, pero es así. El estricto protocolo imperial marcaba que esto no era posible hasta cumplir la mayoría de edad, cosa que sucedió el 1 de diciembre de 2021, cuando alcanzó los 20 años. En marzo de 2022 la joven ofrecía su primera rueda de prensa y escuchábamos su voz respondiendo a preguntas de periodistas. A partir de ese momento se le considera un miembro adulto de la dinastía y comienza a tener un papel oficial activo. Si bien, en su caso, se está haciendo gradualmente.

Ahora ya tiene 21 años y en los últimos meses resulta bastante llamativo cómo ha multiplicado sus compromisos públicos. La prensa nipona valora el enorme cambio obrado en la joven, quien antes mostraba una tremenda timidez y en estos actos habla y se relaciona con otras personas sin problema. Todo esto teniendo en cuenta que ha debido guardar un duro confinamiento y que su condición de 'no heredera', debido a la vigencia de la Ley Sálica en su país (su tío el príncipe Fumihito es el sucesor de su padre), a menudo la relega a un segundo plano.

Gtres.

En todo caso, esta mañana la Familia Imperial al completo ha salido al balcón a saludar devolviéndonos una de las imágenes más esperadas. Eso sí, tras un cristal y con las mascarillas puestas. Los emperadores han aparecido con su hija Aiko, quien se estrenaba en esta cita de azul, con un elegante vestido de cuello alto, muy del estilo de su madre, con el pelo recogido en un moño. Masako, de 59 años, está muy recuperada pese a su largo historial lidiando con la depresión. El día anterior tampoco se perdió con el resto de la familia la fiesta de gala por el Año Nuevo, a la que acudió muy elegante con un vestido largo blanco.

En el balcón de palacio también se encontraban los emperadores eméritos Akihito y Michiko, en buena forma a sus 89 y 88 años respectivamente; además del príncipe heredero Fumihito con su esposa, la princesa Kiko, y su hija la princesa Kako. Faltaban su hijo, el príncipe Hisahito, segundo en la línea de sucesión, de 16 años; y su primogénita, la princesa Mako, que como todos sabemos ha renunciado a su título de princesa y a su papel oficial tras su boda como el 'plebeyo' Kei Komuro. A los pies les esperaban cientos de personas para saludarles y agitar sus banderas.

Imperial Household Agency.

Todas estas salidas se completan con los nuevos retratos oficiales facilitados por la Agencia Imperial, tanto de los emperadores con su hija Aiko; como de los eméritos; y la familia del príncipe heredero. En estas fotos se repite de nuevo el sobrio escenario, tan del gusto japonés, con los protagonistas sentados tras una mesa y escasos adornos. Entre ellos destaca la figura de un conejo en el centro. Y es que este es el Año del Conejo en la cultura oriental. Luego añadieron a la escenografía unos libros de pintura de las Colecciones Imperiales y de la típica flora del país.

En estas fotografías, la princesa Aiko luce un traje de chaqueta clásico en tono amarillo pálido, un collar de perlas y la melena suelta con un semirecogido. Su actitud es recatada y deja entrever una dulce sonrisa, que ha corregido con brackets, y que ahora luce sin complejo.

Sigue deslizando para ver todos los detalles de unas celebraciones históricas en Japón.

X