La reina Máxima de Holanda vuelve a sorprender con un vestido fuera de lo común. Eso sí, comparte estilo con otra ‘royal’: la Reina Letizia.


Máxima de Holanda ha hecho una de sus apariciones más especiales. Al menos en lo que a looks se refiere. Y eso que la reina suele dar bastante de qué hablar al respecto. En esta ocasión sorprendió con un vestido si cabe aún más innovador para sus costumbres: un diseño largo recto, en el que destacan los detalles de flecos en el escote, las mangas y en el bajo. Una suerte de red que también nos puede retrotraer a los locos años 20. El caso es que inmediatamente nos ha recordado a otro vestido muy similar lucido por otro ‘royal’, nada menos que por la Reina Letizia.

Gtres.

Máxima acudió al Theatre Markant, en Uden, para participar en una charla con emprendedores. Una cita para la que sacó sus mejores armas, quizás incluso demasiado glamourosas, incluyendo grandes joyas, como sus pendientes de brillantes. Este modelo es de Valentino, una de sus firmas preferidas. Sin ir más lejos, la reina acababa de regresar de un viaje de trabajo en Nueva York, donde la vimos con otro Valentino de aire retro.

Gtres.

Este lo tiene desde hace cuatro años, pero hacía mucho tiempo que no lo sacaba en público. El de la Reina Letizia es de Hugo Boss y lo estrenó en diciembre de 2019 para asistir a los premios periodísticos del diario ABC. En su momento fue uno de los más criticados por su atrevimiento. En este caso la rejilla del escote se extendía en largos flecos hasta la cadera. Sea como sea, nuestra Reina no ha vuelto a ponérselo.

Y es que no es un diseño precisamente fácil, en ninguno de ambos casos.

Gtres.

Máxima de Holanda es bastante atrevida en sus atuendos. No tiene miedo en combinar colores, en ponerse volúmenes y cortes fuera de la norma y, sobre todo, en aderezarlos con todo tipo de complementos. Para la reciente apertura del Parlamente eligió una falda larga de flores azules con una jersey en naranja, a juego con un casquete, guantes y cartera.

Por otro lado, en las últimas semanas no se quita una férula que debe llevar tras sufrir una pequeña fractura en su mano derecha el pasado verano. Es muy aparatosa, pero ella logra integrarla en cada uno de sus looks sin problema.