La conciencia de que algo debemos hacer para frenar el cambio climático, que no pararlo porque ya es imposible, ha llegado a extremos insospechados. En esta labor, los rostros conocidos tienen un papel destacado a la hora de visibilizar lo que está sucediendo en nuestro planeta. Pero quizá este llamamiento se lo ha tomado demasiado al pie de la letra la princesa Esmeralda de Bélgica, hermanastra del Rey Alberto II y tía del actual rey Felipe de Bélgica.

La royal ha demostrado que ha llegado el momento de pasar a la acción, aunque pronto fue frenada en su intento, al ser detenida en Londres junto a otras 1.300 personas durante una manifestación en contra del cambio climático. Un motivo de bochorno familiar, pero que la propia princesa Esmeralda ha dado a conocer en su cuenta personal de Twitter, orgullosa de haber defendido sus ideales hasta el final: “Hoy, junto con muchos otros manifestantes, fui arrestada y puesta bajo custodia policial. La emergencia climática nos llama a todos a presionar a los gobiernos para que actúen con urgencia”, llamaba a ocupar las calles de nuevo la tía del rey Felipe de Bélgica.

La princesa Esmeralda, muy concienciada con la causa ecológica, se encontraba el pasado jueves en la londinense Trafalgar Square en una manifestación. Cuando la policía comenzó a cargar contra los manifestantes, ella se sentó en el suelo e impidió el desalojo, motivo por el cual tuvo que ser arrestada. Pasó cerca de 5 horas en el calabozo tras prestar declaración, para después ser puesta en libertad. Ella, con orgullo, no solo lo ha contado en sus redes sociales, sino también en una entrevista.