Este mediodía ha tenido lugar la entrega del Premio Miguel de Cervantes 2020, que ha recaído en el poeta valenciano Francisco Brines. Los Reyes Felipe y Letizia han sido los encargados de dárselo en persona, para lo cual se han desplazado hasta su casa natal en la localidad de Oliva. El delicado estado de salud y la avanzada edad del escritor, de 89 años, impidió que asistiera al acto central el pasado 23 de abril en Alcalá de Henares, pero los Reyes estaban encantados de ser recibidos en su hogar, la preciosa Finca de Elca.

Ved aquí cómo ha sido la visita de los Reyes al galardonado Francisco Brines:

El momento de su encuentro ha sido profundamente emotivo. El Rey Felipe ha tomado la iniciativa saludando al poeta con cariñosas palabras y gestos, seguido igualmente por Doña Letizia. La ternura que despertaba este venerable anciano, unos de los representantes de la Generación de los 50 y Académico de la Lengua, se quedaba corta en palabras. El monarca le ha hecho entrega del galardón y, a continuación, se han sentado en un rincón del precioso jardín de la residencia.

«Don Francisco, qué alegría poder venir y gracias por aceptarnos en su casa. Esto es un pequeño paraíso», le ha dicho el Rey al autor. «Para mí es un honor y un placer poder entregarle personalmente este premio», ha añadido, mientras finalizaba pidiendo un aplauso de los presentes.

Casa de S.M. el Rey.

Junto a los Reyes estaba parte de la familia de Francisco Brines y las principales autoridades políticas, entre ellos el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el ministro de Cultura, José Manuel Uribes. También los Reyes viajaron el año pasado para entregar el Cervantes, en este caso a Barcelona, para reconocer a Joan Margarit, fallecido el pasado febrero.

Casa de S.M. el Rey.