Los Reyes Felipe y Letizia continúan su gira de verano y cumplen su cuarta etapa en una ciudad llena de recuerdos especiales como pareja.


Los Reyes Felipe y Letizia llegan hoy a Cuenca, la cuarta etapa de su gira autonómica para apoyar la recuperación tras la pandemia de la Covid-19. Es la  ciudad elegida de Castilla-La Mancha, y una de sus favoritas. Recordemos que fue el punto de partida de su luna de miel, en mayo de 2004. A partir de aquí visitarían otras localidades españolas y luego volarían fuera de España a paraísos exóticos (según el diario The Telegraph, invitados por el Rey Juan Carlos y su íntimo amigo Josep Cusí). Pero esa es otra historia. La de hoy ha vuelto a hablar de encuentros, cercanía, saludos sin manos… y calor y sol, mucho sol.

Los Reyes han estado acompañados por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; y el alcalde de la ciudad, Darío Dolz, entre otras autoridades. El primer acto de su agenda ha sido la visita a la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual Aspadec, que este 2020 celebra su 40 aniversario. Encantados con la presencia real a favor de la inclusión y el apoyo a la diversidad, dicha asociación ha nombrado a Don Felipe y Doña Letizia como sus padrinos de honor. La imagen simpática ha tenido lugar en el corral en el que tienen gallinas y patos, que los monarcas han observado con verdadera curiosidad.

Después los Reyes no han podido resistirse a dar un paseo por Cuenca, declarada Patrimonio de la Humanidad. Uno de los objetivos de estos viajes de verano es la promoción del turismo, sector del que España es una potencia mundial. Su recorrido los ha llevado por el casco antiguo, donde han pasado por la Catedral y luego se han dirigido hasta su prestigioso Museo de Arte Abstracto, ubicado en el edificio de las emblemáticas Casas Colgadas. En el camino por las calles han podido quitarse la mascarilla e incluso comparar sus respectivos morenos.

Esta es la sexta vez que los Reyes Felipe y Letizia han estado en Cuenca. La primera fue, como decimos, para inaugurar su luna de miel, cuando aún eran Príncipes de Asturias y se dejaron fotografiar en el famoso puente de hierro de San Pablo, sobre la impresionante hoz del Huécar; y la última el 13 de septiembre de 2017 para la entrega de los Premios Nacionales de Cultura, ya como Reyes de España.